Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
T t r 0 J 3i fi í f N ca MUNDO A mi la cosa no me parecía tan terrible, poi que Homero, se salede su órbita á- cada m -o ha chocado con Silvela infinidad ds (es sin que haya pasado nada. amos, que ese choque no era chocante. Xfes Lo chocante era que se hieicson añicos. Otros tenían por seguro que Silvela (sol poniente de la situación) se apagaría y el mundo político quedaría helado. Tentado estuve de contestar como no sé quién; POLÍTICA MSTEOEOLOGICA Se han opaqado. otros soles y no se ha ¡telado una mosca. A la hora que los distinguidos lectores de BLANCO Y NEGRO cojan este número en sus Pero el que liacia lal: predicción era el vizmanos, sabe Dios lo que habrá ocurrido en conde de Campo Grande, y me callé recorlas políticas alturas dando que él fué también quien predijo la por donde los lastrost can, lenta, paro continua desaiiarición de la y por dond e van también los satélites como media luna del territorio de la culta EuroGarcía Alix y Ugarte, y las estrellas erranpa, y acertó. tes C. OVCLO Romero Robledo y Paraíso, y los Al poco tiempo se desterraba la media éó ¿os políticos. luna de todas las Plazas de toros de España; Es muy posible que se haya desarrollado Otros opinaban que el cataclismo vendría un cataclismo, y es también muy posible que del lado de Sagasta. Inútil es decir que deseD. Marcelo siga tranquilamente recorriendo ché tal especie, porque del lado deÓ. Práxesu órbita alrededor de Silvola, y diciendo des sólo puedo venir el Rosicler. con el poeta: Otros, en fin, hacíanprovenir la catástrofe Ni se ha hundido el Parlamento de diíorantas estiellas de la Política, y ya ni han temblado las esferas. saben ustedes lo que dijo el vate: Cuando yome disponía el domingo á hacer El mentir de las esíl- ellas esta crónica, veíanse en el. horizonte político es muí er uro- mentir, espesos nubarrones hacia Tetuán (y no el de porque ninguno ha de ir las Victorias ni el de los micos, aunque el á preguntárselo d ellas. Tetuán á que me reñero está más cerca de y si va uno á preguntárselo dirán que no. ésto que de aquél) y ligeras nubeeillas hacia Tales la parte de Sagasta, si bien parecían de salienteseran las augurios y las cabalas más que se hacían respecto al porvenir viento. d. la política cuando yo me disponía á escriSilvela lanzaba sus últimos reflejos sobre bir esta crónica. la mayoría por detrás de Gamazo. iQué habrá pasado! En el Oriente dibujábase ó pintábase Na ¿Se habrán hecho añicos Romero y Silvarro Reverter, como si dijéramos la luna vela? de Valencia. ¿Se habrá quedado helada la mayoría? Daban en el reloj de Gobernación las doce, La mayoría de la gente sí puede ser que pero sólo eran las cinco y cuarto de la tarde; esté tiritando de frío. y es que al reloj de Gobernación le pasa lo Pero no porque se haya apagado Silvela, que al Gobierno, que da la hora, pero no da sino por el tiempo, (y no es alusión) los cuartos ¿Habrá vuelto á brillar el Rosicler? Lo más que hace es apuntarlos, y de boNo sé, niimo. atrevo á hacer predicciones, quilla, como los jugadores fuleros. porque nadie es profeta en su patria. Sin embargo, todos los astrónomos de la A lo máíp. -que; sc llega es á evangelista políliea, desde aguilera, que viene á ser una como Pi, vó: jaG. síoZ como Costa. especie de León Hermoso, hasta Moret. que Otros se ¿lu edán en simples pre co! í? ores, no es el verdadero zaragozano, porque el como Paraíso. verdadero es Castellano- ¡pero quién se lia Y no es lo mismo predicar que dar ti- igo. de un almanaque de bolsillo! -cuantos se Que se lo pregunten á. Gamazo, dedican á hacer calendarios más ó menos ¡Dios mío! ¿qué habrá pasado? apócrifos, estaban contestes en afirmar que en el reloj de Gobernación había sonado la ¿A que no ha pasado nada? hora del Juicio. ¿A que ni siquiera ha estallado. Villaverde, ¡Ya ora hora! en el sillón presidencial? Por las calles vendíase él extraordinario á ¿A que todo se ha reducido á una tormenta El País con lajln del mundo. más, con sus truenos correspondientes, que Del mundo político. le ha cogido al país eoino siempre? Unos afirmaban que Romero Robledo, la Sin paraguas y sin dinero. estrella errante, el cometa, augurio, como saben ustedes, de funestos sucesos, iba á saEL SASTRE DEL CAMPILLO lirse de su órbitay á chocar con Silvela, haciéndose ambos añicos. DIBUJO DE CILLA TELA CORTADA