Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
vV que llevan un mes de lección, y las más antiguas comenzaron el afio último. Pero al maestro le disgusta ver aquel laberinto de brazos y piernas que se mueven sin orden ni concierto, y su amor al ritmo le hace exigir más de lo prudente. Sin embargo, no hay motivo para quejarse, pues el grupo de aventajadas ea numeroso, y algunas muestran tales disposiciones, que podrán presentarse al público en la presente temporada. Dos horas de lección han agotado las energías del profesor; para las chiquillas han pasado en un soplo; de buena gana volverían á comenzar. Mentira parece que el maestro se haya cansado, cuando ellas se proponen continuar la labor al llegar á casa, para hacer ver á la familia lo que han aprendido aquella tarde y los progresos 1 haciendo. i ¿Que si saldrán bailarinas notables de ese enjambre de niñas bulliciosas que constituyen la Academia? Basta decir que las bailarinas más célebres hoy fueron discípulas de Guerrero, comenzando por su mujer, la famosa Petra Cámara, que hizo furor, tanto por su maestría en el baile como por su belleza, no sólo en España, sino también en el Extranjero, y recorrió en triunfo media Europa; que sus cuatro hijos sostienen dignamente el pabellón paterno y cosechan aplausos entusiastas en cuantos países se presentan, y que en las fiestas aristocráticas en que se ponen bailes antiguos, es Guerrero siempre el encargado de aleccionar á los bailarines. Guerrero se presentó por primera vez en Madrid el año 47 en el teatro del Instituto; después pasó al de la Cruz y luego al del Príncipe, donde t r a b a j ó con UX GETTPO D E E D U O A N D A S gran aplauso con Petra Cámara, la Nena y la Vargas. Contratado por algunas empresas extranjeras, puede decirse que bailando ha dado la vualta al mundo, lo cual tiene más mérito que darla sin dinero y á pie, K como ahora se estila; y muchos años después, cuando el conde de Miche B p IP fundó academia en el Real, sacó discípulas tan notables como la Murciana y la Otero. Sin dejar de ser director coreográfico del regio coliseo, organizó todos los bailables de las obras bufas que hicieron célebre á Arderíus, creando á la vez numerosas danzas españolas. El maestro cuenta á la sazón setenta y cinco años; lleva cincuenta y seis dando lecciones, y á juzgar por su aspecto, aún podrá legar á la generación venidera algunos centenares de discípulas. En las academias líricas y dramáticas de casi todos los países hay clase de baile. Nuestro Conservatorio no ha tenido á bien crearla todavía. Hora es de que lo haga y de que, como se hace en el Extranjero, ponga al frente de ella al que por sus méritos, por sus triunfos y por sus años, es en el género una celebridad indiscutible. Si la dirección del Conservatorio atiende estas indicaciones. Guerrero estará de enhorabuena. Porque ¿quién con mejores títulos que él y más dignamente podría desempeñar tan honroso puesto? LOS PRIMEROS PASOS E. C 0 NTREEA 8 Y CAMAEGO DOS D I S C Í P U L A S A V E N T A J A D A S Fotografías Fra zen