Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MANUEL DOMÍNGUEZ El ilustre artista que en la tarde del 4 del corrieute tomó posesión del puesto de académico de la Beal de Bellas Artes de San Fernando, vacante por muerte de D. Carlos Rivera, nació en Madrid el año 1841, y fué discípulo de la Escuela Superior de Pintura, Escultura y Grabado. En las oposiciones verificadas en 1864 ganó la pensión para Roma, de donde mandó entre otras obras de estudio que acreditaban sus extraordinarios méritos, el cuadro Margarita, del Fausto, que se conserva en el Museo Moderno. Sa último envío de pensionado fué la Muerte de Séneca, existente también eíi el Museo, y que obtuvo una primera medalla en la Exposición nacional de 18 71, otra en la de París y otra en la de Viena, distinción que también le fué concedida en Chicago al ilustre pintor por dos cuadros que adquárió el marqués de Pinar del Río. Durante su permauencia en Italia, D. Manuel Domínguez dirigió especialmente sus estudios á la pintura decorativa, aumentando el número de los grandes maestros que á ella consagraron su inspiración, y siendo uno de los que más MANUEL DOMÍNGUEZ Fvtog. Huerta legítimos triunfos y más sólida fama han logrado conquistar en este género. Prueba elocuente de su talento indiscutible son las pinturas de San Francisco el Grande, y las que enriquecen los salones de los marqueses de Linares, duques de Denia, señores de Selgas, Escuela de Minas, M i n i s t e r i o de Fomento, señora de Gallo, y otros muchos, á K S las que, no obstante ser notabilísimas, no ced e n en mérito s u s retratos y cuadros de costumbres, en los q u e resplandece el estilo personalisimo del autor, q u e caracteriza la brillantez de su pal e t a y el vigor de su ejecución. El d i s c u r s o pronunciado en FRAGMENTO DE LA CÚPULA DE SAN FRANCISCO EL GRANDE el momento de 4 su recepción refirióse al impresionismo, y le permitió demostrar sus profundos conocimientos y su extensa erudición artística. H. Sin declararse partidario ni enemigo de esta tendencia hizo consideraciones muy atinadas, demostrando que este llamado género por sus actuales cultivadores, no ofrece la novedad que generalmente se le i atribuye. El público numerosísimo é inteligente que asistió á aquel solemne acto aplaudió mucho al gran artista. -6 i- UN A P U N T B