Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ÜKSDK P JLRÍe COLLET DE KUTRIA CON ADORNOS DE MARTA I Tj STA señora joven al lucir tan magnífico abrigo, pensará que las pieles fueron la -L- toilette de los que mejor vestían en épocas primitivas, prefiriendo aquéllas al traje conciso del primer figurín del paraísos? Oreo que sólo pensará en lo que vale y en lo que embellece este lujo. Pero nada perdería con remontarse á aquellos tiempos, áfinde hacer comparaciones; y también fuera conveniente que dedicara atención á los países de donde vienen esas soberbias pieles que dan calor y tono. No se lo diré cara á cara, pero cara al retray, sí. Yendo lujosamente engalanada con un abrigo de esa categoíía abrigo que es de nutria guarnecida de marta, amplio él y más largo por detrás que por delante, que va forrado de chinchilla, y que también ostenta cumplido y alto cuello, resulta una falta eso de no detenerse á considerar de dónde vendrán tan hermosas pieles, que representan los sufrimientos y la lucha por la vida de los que exponen la suya á todas horas para dar á nuestra vida un confort más. ¿Habrá mucha compasiva dama que, una vez abrigada así, piense en los que no entran jamás en calor? ¿Cuál será la que, acompañada de amigas y amigos, envueltos como ella en fowrroures, lleve su pensamiento á la soledad de las regiones árticas, donde el cazador de pieles lleva una vida que no es vida? ABRIGO D E PAÑO VERDE CON ADORNOS DE ASTRAKAN E TOILETTE DE PAÑO COLOR CAPE Y PISARO DE ASTRAKAN N los cortos días que he podido hallarme ausente de esta capital, visité un punto de mar, y de paso visitó también más de un buque. En uno de éstos me llamó la atención, á más de la belleza del barco, la tristeza de uno de sus oficiales. De averiguación en averiguación, supe á qué obedecía esa tristeza. Cuando penetró en su camarote vi nó sólo un retrato de mujer en sitio preferente colocado, sino que vi más: lae miradas del oficial al retrato y las sefias de los amigos al oficial para que disiraulara mejor. Besultado: que el buque venía de hacer un precioso viaje por las costas de Noruega; que el oficial conoció y admiró en Cristianía á una mujer muy hermosa; que esta mujer le dio su retrato; que el marino no puede olvidar el original y que el retrato es parecidísimo á éste, donde podemos ver no sólo á una joven que á la joven noruega se parece, sino una toilette semejante también: gabán largo de paño verde, con esos adornos de astrakán, esa solapa ünica, ese cuello que tiene algo de gola, ese sombrero que tiene mucho de precioso (castor gris, con adornos de seda verde) ese cabello un sí es no ébouriffé (moda que vuelve) y lo repito, esta dama parecida, parecidísima á la de Cristianía. Y si he hablado de esto aquí, es porque me llamó la atención el retrato, me agradó también la postura ¡y no digo hada el gabán y el sombierol Sirvan también estas líneas de expresiva condoléance ante la desaparición de la nutria de mar, extinguida hoy por causa do lo muy codiciada que ha estado siempre. Animal más bonito! Acompaño, sí, en el sentimiento á los habitantes de la costa noroeste de América; se hallan tan apesadumbrados! Crímenes de la modal O hace falta que un abrigo sea largo para que abrigue. Si esta figura pudiese tomar la palabra, de fijo diría que no siente frío, que va abrigada. Me alegro; ello no prueba sino que con habilidad por parte de quien confecciona y habiendo gusto, gentileza y elegancia en lo que hace el gasto, todo puede concillarse; ir á cuerpo llevando abrigo! cosa que el cuerpo, si es bonito, agradece (pues no en balde dicen ustedes los españoles que á quien se tapa lo bueno Dios se lo quita) y además lucir la falda. Tanto mejor si la falda es como ésta, tan bien hecha, de tan buen paño color cafó y con esas costuras tan en auge todavía. El abriguito es un fígaro de astrakán; los botones son de acero pavonado, con cerco de diminutas piedras strass. El cuello, muy alto, baja algo, pero esto es con vanidosa intención; para que conste el forro, qué forro! ya lo están ustedes viendo, de chinchilla. Hace tiempo que á la chinchilla la hacía el amor el astrakán; se han unido ya, se les ve juntos muchas veces, y resultan muy bien. El manguito, de no exagerado tamaño, es de astrakán también; un lazo de raso negro sirve de almohadón á un ramo de jacintos y violetas. El terciopelo marrón se combina con el gro verde esmeralda en el sombrero, cuyo casco es de un tejido que parece crin, y cuyo color es beige. Yo, combinándolo todo, después de estas noticias digo adiós para no ser pesada. MAD. DH M Ü S S Y N Fotografías Benülnger COLLST DE NUTRIA CON ADORNOS DE MARTA Parig, 1900.