Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Como en el antiguo Egipto, como en Grecia y en Roma, se extrae hoy en casi todas partes el zumo de la uva, y si bien ea verdad que el uso de las máquinas prensadoras se ha generalizado, es principalmente porque lo reclama el aumento de producción y de consumo, no porque mejore las condiciones de los vinos. Desde los tiempos más remotos considérase divino el origen del jugo de la vid. Los griegos y los romanos atribuían su descubrimiento al dios Baco, y con este motivo la vendimia daba ocasión á solemnes fiestas, que el arte de aquel tiempo ha perpetuado en mármoles, pinturas y relieves de orfebrería; el cristianismo, abominando de las bacanales con que se festejaba al dios pagano, sustituyólas por otras fiestas en armonía con la re l i g i ó n predicada por Jesús, que proclamó sangre propia er jugo de la vid; pero con el propio fervor con que se veneraba en los templos de Grecia al dios del vino se venera en la Iglesia Católica la s a n g r e de la alianza que duran- te la Misa consumen los sacerdotes en cálices de oro d e s p u é s de postrarse para adorarla ante el altar. El arte del siglo XVI demuestra que la época de la vendí mia se conmemoraba todos los años con regocijos p ú b l i c o s en los que reinaba la alegría más honesta, y todos sabemos que posteriormente la recolección de la uva daba pretexto á fiestas campestres en que tom a b a n parte damas y caballeros, que en sus bailes y en sus canciones alardeaban de la más correcta pulcritud y de la galantería que caracterizó dicha época. Hoy la vendimia no se conmemora con canciones, danzas ni músicas, pero tal como se hace, ofrece un pintoresco cuadro de color que los artistas no desdeñan reproducir en lienzos magníficos. Las bacantes de Grecia con el cabello suelto, ceñida la cintura por serpientes, coronadas las frentes con pámpanos, son hoy sencillas y frescas aldeanas que, sin otro atributo que las tijeras, van cortando racimos en las viñas, con los que llenan sus capachos de EN H MVQUINA PISADORA.