Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
¿Por qué llora como débil está, dónde tu caballo, mujer el fuerte guerrero, dónde tu indomable esfuerzo? orgullo del africano- -Lo quiso Alá, y rbi gumía y terror del nazareno? saltó rota; mi ligero- -Lloro á mi gentil Granada, corcel, mi corcel alado, lloro su alcázar soberbio, el que nació del desierto lloro sus dorados ríos, en los vastos arenales, lloro á mi Alhambra, en que el genio el que fué rival del viento, oriental abrió del arte el de larguísimas crines los más fúlgidos veneros; y siempre enarcado cuello, lloro sus áureas labores, cayó al bote de una lanza, sus ajimeces de aéreos y yo al par rodé maltrecho, encajes, tan vaporosos mi alquicel de blanco lino como espirales de incienso; tinto en mi sangre Por eso sus arcos alicatados, llora de pena y de ira sus mármoles y azulejos, el vencido, que fué un tiempo sus estanques cristalinos, orgullo del africano sus camarines, secretos y terror del nazareno. del amor y la molicie y el placer; lloro sus techos, Y tras mirar con profunda sus bóvedas incrustadas pena y con amor inmenso de marfil y plata y cedro; quizá por la vez postrera lloro de sus arrayanes su Granada, que á lo lejos los perfumes, de su cielo destacábase riente, el zafiro, de sus bosques por los ocultos senderos los dulcísimos arpegios, de la florida montaña, las blancuras de su sierra con faz torva y paso incierto y las flores de sus huertos; se alejaron los dos tristes, lloro mi Generalife; los dos llorando en silencio. lloro, en fin, al patrio suelo, AKTURO R E Y E S del cual me arroja el destino. ¿Y dónde tu invicto acero DIBUJO DE REGIDOR ii: h: