Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
á la menestra. Nunca dejarán el cazo de la mano, y en alguna ocasión pueden entre todos cantarse algo, lo cual resultaría de mucho efecto cómico y muy nuevo. Eespecto á las clases cabos y sargentos, no se emplearán más que en papeles de m a n d a r pelotones de torpes, anunciar la llegada del enemigo, etc. etc. Cadetes. -Serán presentados en escena en forma de primera tiple; tendrá una novia, á cuyas relaciones se opondrán los papas de e l l a y con este motivo cantará un aria é inventará diferentes cantatas para poder cantar un dúo con su futura, acreditando en todas ellas su valor, su decisión y íua formas. Tenientes. -Desempeñará este papel el galán joven; será de caballería, y siempre de lanceros, para dar motivo á lucir un brillante casco de hojalata; al andar, lo hará de manera que se note lleva espuelas, á cuyo ñn aflojará las estrellas de las mismas para hacer más ruido. Irá muy mal trajeado (con perdón de Thuillier) y la ropa hecha á la medida de otro. La mano izquierda no la. separará jamás de la empuñadura del sable, con objeto de que al andar, y por efecto de la poca eos tumbre, no se dé una caída si aquél se le trabase entre las piernas. Ai llegar á los alojamientos, hará el amor á la hija de la patrona, á la sobrina y todas las señoritas del pueblo; otras veces vendrá escapado del regimiento (que estará acantonado cerca) para ver á su novia, con objeto de cantarle dos ó tres dúos amorosos y otras tantas despedidas en el mismo estilo, fijándose al termiriarlos en que se le hizo tarde, teniendo que partir al galope pensando en su amor y en la chillería de su coronel. A todos lados irá seguido del asistente y una maleta. Los capitanes, comandantes y tenientes coroneles, sólo se hará uso de ellos en jiapeles de emholados. layo hasta nuestros días, y estará en posesión de todas las cruces sin excluir la del matrimonio. Su familia estará educada miiilarmente, y una de sus hijas, novia de un oficial de su digtio mando. El apellido conviene que termine en on, y convendrá también tenga voz de bajo profundo, para infundir más pánico en los que le oyeren. En los momentos de ira, usará interjecciones militares, tales como mil bombas! ¡mil escuadrones! ¡voto á Marte! etcétera. Se pintará con bermellón la punta de) a nariz; gastará grandes bigotes y perilla. Generales. -Estos rara vez se emplean en el género chico; generalmente, en las comedias y dramas. Ha de ser un solterón recalcitrante que estará hablando siempre mal del matrimonio, y terminará la obra ca sándose con alguna viuda joven ó una soltera coqueta y entrada en años. Asistirá á todas las soirées del gran mundo y se vestirá á la última moda, sin faltarle nunca la flor en el ojal de la levita. Sus cor. versaciones girarán siempre sobre sus conquistas amorosas, sus duelos y S S campañas, narrando á menuM do algún sucedido de su persona, que hará reir mucho á los contertulios. También puede ser casado y pegársela su señora, teniendo un lanco de honor en la misma escena con el seductor, el padre del seductor y los hermanos del mismo. Por último, y como epilogo, señalaremos el grupo de repatriados; éstos vendrán de la campaña con la cruz laureada, y se encontrarán con que su novia se casó con un ricachón del pueblo; ó viceversa, ella soltera y él c a s a d o con la hermana de la Caridad que le asistió en el hospital. Dan motivos para muchas combinaciones de dramas cursis. m Y oh autores! en nombre del público os pido me Coroneles. -Seián la imagen del mal genio, y una juréis no volver á sacar á especie de coco para sus in erio ¡es. Desde que aparece escena un nuevo repatriaen escena hasta que se retira, y con pequeños inter- do, y 08 lo agradeceré etervalos, estará dando de patadas á su asistente. Habrá namente. asistido á todas las batallas libradas desde Don PeKAE 3 KAT 0