Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A asoma la blanca luna tras el empinado cerro que resguarda el caserío del temporal, en invierno, y le presta grata sombra en verano; ya en argénteo resplandor el campo inunda; ya á sus ósculos el cielo se viste de azur y plata; entre sus tules el viento conduce en plácidos giros, de monte en monte, los ecos del cantar del caminante, que acansinado y envuelto en blanca nube de polvo, tras la recua, soñoliento, camina Hacia el ya cercano hogar, en donde por té) mino lia de iiallar á su fatiga parca cena y pobre lecho. Ya va imperando en ios ca, iti de las noches el sosiego; ya del cortijo en la puerta departen los cortijeros, Y 1 I 1 el pastor; todo enmudece y todo dormita envuelto en luz de luna; ya todo brilla solemne y sereno; ya todo, todo es reposo, ya todo, todo es silencio. T. Í; bi. H N- SJ íM ARTURO E K Y E S DIBUJO DS E S T K V A N