Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
late por nosotros, pidiénLa repentina desaparidoles que en este momención del jefe del Gobierno to crítico vengan en socode la república transvaarro de nuestro pueblo, palense y su emigración á ra salvar á nuestra PaLorenzo Márquez, ha datria Confiamos en que do motivo á suponer terDios h a r á q u e nuestro minada la lucha que los l l a m a m i e n t o sea es cuh e r o i c o s boers vienen chado. sosteniendo con la pode ¿P e r m a n e c e r á sorda r o s a Inglaterra, porque Europa ante este llamaestando en poder de las miento? ¿Podrá en e l l a tropas británicas t o d o s más el egoísmo que el senlos cables telegráficos, se timiento de la humanidad ha procurado dar á este y de la justicia? viaje todos los caracteres de una fuga, mediante la cual ha de decaer rápidamente el espíritu de los Una de esas violentas boers. tempestades, tan frecuenNo obstante, la noticia tes en aquellas regiones, ha cundido, y los transha asolado las costas de vaalenses siguen peleanLuisiana y de Texas, prodo, extendiendo sus gueduciendo daños terribles, rrillas por todo el territode los que el telégrafo ha rio, sin dejar momento de comunicado pormenores descanso á las tropas inverdaderamente espanglesas, y esto hace presutosos. mir que no es tan definiLa ciudad de Gal veston tivo ni está tan próximo ha desaparecido por efecel final de la guerra. to de la tremenda tempesBetrato del Presidente del Transvaal con su firma autógrafa, remiEl ilustre anciano que tido por el Sr. Vera y cedido por El Impareial A. BI. ANCO Y NEGKO. tad, y entre los escombros presidía el Gobierno del de sus casas han enconTransvaal ha sido recibido por los portugueses con trado la muerte más de ocho mil personas. Los edifilas deferencias á que es acreedor el representante de cios más sólidos, que sirvieron de refugio á los habiun pueblo tan heroico, y la prensa lusitana no vacila tantes de la ciudad, derrumbáronse por efecto del en significar su inquebrantable propósito de hacer violento ciclón, sepultando á cuantos habían creído cumplir las le es de la cortesía y del derecho de gen- encontrar en ellos un asilo seguro. El agua alcanzó en tes, que les obliga á dar hospitalaria protección al algunos sitios más de seis pies de altura, y la isla soemigrado insigne. bre la cual se levantaba Galveston quedó sumergida Por su parte, los delegados boers, que se encuen- en las aguas. Muchos veleros y algunos buques de tran en Amsterdam, han publicado un manifiesto soli- gran porte han naufragado, aumentando el número d citando una vez más la mediación de Europa. Este víctimas, que en totalidad se cree que ascienden á diez mil. La ciudad de Sabinepass ha sido destruida totaldocumento termina con estas conmovedoras frases: En nombre de la justicia, en nombre de la huma- mente, y Alwin, que está situada á veinte millas al nidad nos dirigimos á todos los pueblos cuyo corazón Norte de Galveston, casi ha desaparecido. GALVESTON. VISTA GENERAL DE LA CIUDAD, ARRASADA POR EL CICLÓN EL DÍA 8 DEL CORRIENTE