Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
sino parecido al de la cinta, puesto que el entredós es transparente, se cosen entredoses y cintas muy bien unidos. El entredós es el que aquí llamamos de hroderie, más grueso, pero no menos elegante que el de valenciennes. La cinta esta es chinee, preciosa; pero las hay ahora tan lindas, que lo mismo en París que en Madrid, habrá aquello de embarras du ohoix. El fondo es blanco, por supuesto. Tanto el cuello como los puños, llevan la cinta y los entredoses colocados á lo ancho; es lo consiguiente. Observen ustedes que el puño no ostenta entredós; cinta únicamente. El cinturón es de terciopelo negro. pre muy tirana. Hay que acatar sus caprichos como si fueran leyes. Aquí, que ea donde más culto se la rinde, j) ne- to (jiio de aquí salen sus órdcne. i ii l rni: i il preciosos modelos ó eli) i u nii- figurines, modistas y moili -tus hai- cn todavía las faldas largas. ¡Seal Este traje, de heclini. i i riiiri a luce desde los hombros ha- la niá de la iniíad de la falda las costura- ijue u- ti di- vt ii, pespunteadas de tal luodo, qm- á iriniora vista parecen otros tuiil -i 11 L; UI cun un cordón dentro. Al ir dicliu co- itura, queda la tela tan trrario. -üuiu- iite libre, que se convierio en fácil vo lante. La manga es reñida, lari a, renacimiento el ein ije in- li- r iiUiCORBATA DiS G U I P U R E Y MUSELINA adorna el cuerpo, que (juicie f- i- v y DB SEDA no es fichú, pero que coino ¡i lo i uiire Genre vieu, estilo antiguo, es el gui- favorece y viste color blaiicD pur que esta corbata ostenta; encaje que marfil, cae sobre lo lioniliros, do. va colocado, formando plieguecitos cua- botones de acero abrucíiaii á uu l.i du drados, sobre blanca muselina de seda; el corpino; dos moñas df I anci) f y si esta tela no satisface á ustedes, nada pon realzan la belleza li l eiicaju. Más que las brida- ÍUVOHTO la se ha perdido, pues tan elegante y de última quedará hecha de transparente blanca gasa del sombri- rí) (ilucada batista, y todavía más preciosa si es de de ese modo, cubriendi) el- onilirctii glasé I y no digo nada si es de crespón todo, bajando luego por el niorw) rode la China 1 Hay quien opta por hacer- deando el cuello y cayendo a- i, i- un la de seda; en este caso conviene más tanta elegancia comí) iiaiuralid. ul guarnecerla con incrustaciones! de rico Muchas cintas estreciía- j de terciii) eencaje, ó bien prefiriendo á todos estos lo negro, formando lazaila. i- uinple tan el adorno de esfe ijrecioso- ijinel de Gkatüly, blanco, naturalmente. brero, que es de crin yri plauí. I e T R A J E P R I N C E S A DB EOCLIENNE este mismo color es e! vi stid i, la lela, CRIS- PLATA eoclienne, especie de tran- jjiarentc- -i Si alguna esperanza había de que las ciliana. faldas fueran menos largas, creo que este figurín destruirá tales esperanzas. ¡Ya lo ven ustedes! ¿Se comprende que exis Las toilettes ta la comodidad, que se puedan dar pa- que todas las sos con toda esa abundancia de tela, des- tardes veo en cansando en el suelo? esta ExposiPero la moda es moda, y es casi siem- ción, cada vez más visitada, cada día más notable, merecen s i n c e r o s elogios. Las parisienses ponen TRAJE P R I N C E S A DB EOCLIENNE ORIS- PLATA verdadero empeño, no sólo en admirar, sino en ser admiradas. Los tejidos que más abundan, que más contribuyen á hacer de un traje un verdadero amor como dicen por aquí al ponderar la perfección de un atavío, es el foulard twill, cuyo dibujo es originalísimo, exclusivo según frase de un modisto. Las telas lisas, de seda también, varían de título: se llama ondina si no tiene brillo; pero si es satinada, se titula ideal La cinta ancha, color azul pastel es la preferida para cuello alto, con traje de gasa negra. Tendré á las lectoras de BLANCO Y NEGRO al corriente de las últimas modas, de los últimos usos, de las últimas costumbres parisienses. ¿Llegaré á tenerlas contentas? A ello aspiro. Y ello servirá de compensación á la contrariedad que me causa llevar tantos años sin visitar Madrid, que tanto me agrada. CORBATA DE C U I P U R E Y MUSELINA DE SEDA Fotografías Beuttinger, Faris MAD. DB MUSSY J u l i o de 1900