Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
r En estos días de calor sofocante en que los madrilefios c o n s i d e r a m o s que Madrid es el ánico punto de España donde el calor se deja sentir con inclemencia, sin perjuicio de hablar horrores del clima de las playas cuando en ellas nos encontramos, creyéndole entonces peor que ninguno otro; cuando á las seis de la tarde empieza á declinar el sol y los pulmones se dilatan para recibir las primeras ráfagas de aire fresco, si se va en busca del vientecilio que parece venir de la lejana sierra del Guadarrama, encuéntrase uno, antes que con él, con un espectáculo s u m a m e n t e animado y alegre. Carruajes particulares á buen paso y simones cuya marcha veloz sorprendería si no fuera tan ostensible la cuesta del paseo de San Vicente, dirígense á la estación del Norte, cuyos andenes ofrecen ya el animado aspecto que les presta la proximidad de la marcha de un tren; aspecto distinguido, elegante, totalmente distinto del que ofrece á las demás horas del día en que también salen otros trenes, porque el de dicha hora es el audexpréss, el de la gente de buen tono, que puede permitirse el lujo de ir en primera ó en sleeping y gozar de las mayores comodidades que son posibles cuando se viaja. No se parece, no, el aspecto que ofrece la partida del sudexpréss al que ofrece la de un tren mixto. Sondes cosas distintas, no obstante su aparente igualdad, y es preciso verlo para explicarse la diferencia. Por esto, para que aquellos de nuestros lectores que no lo conozcan pue dan forinar idea, ofrecemos las adjuntas fotografías, que permitirán hacer más exacto juicio que la ligera descripción que aquí nos permitiría el corto espacio de que podemos disponer.