Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Los libros de Geografía y las Guías de ferrocarriles ó de viajeros nos dicen que Aranjuez es sitio real, villa de 9.684 habitantes (ni uno más ni uno menos, como si no se muriese y no naciera nadie) Añaden dichas Guías que son muy notables en dicha villa de los 9.684 habitantes el Palacio Real, la casa del Labrador, el Colegio de Huérfanos militares, y tal y cuál. Hay además un teatro, una plaza de toros, una Comandancia militar y un regimiento de caballería. Yo digo, para que sirva á españoles y extranjeros, que Aranjuez es una villa diferente de todas las villas del mundo, por lo notable de su situación, por la fonda de Pastor, por los espárragos y por las fresas. Seguro estoy de que hay lo menos doscientos mil madrileños que, ó han viajado por Europa, ó no han salido nunca de Madrid y no conocen Aranjuez, lo cual es un verdadero pecado. Porque en esta capital de España, centro general de las pulmonías y del tifas, el que no quiere respirar oxígeno y vivir entre el aroma de las flores y el de las fresas, que es especialísimo aroma, es porque no le da la gana y porque prefiere la atmósfera envenenada de Madrid á la atmósfera e m b a l s a m a d a de Aranjuez, que está á hora y media de distancia, y cuesta en tercera clase dos pesetas y pico, que es el precio de una hora de simón ó de mañuela. En esta época del año, Aranjuez es interesantísimo. Por algo va allí una vez por semana D. Francisco Silvela, que es hombre que entiende la vida. Espárragos y fresas dan que hacer á mucha gente encorvada. Sí; entre los explotados y menesterosos, esclavos del capital que manda en el mundo, los hay que desde la edad de catorce años hasta la de setenta se pasan el día al sol de Mayo y Junio con la cabeza casi pegada á los pies, para arrancar de la tierra los manojos de espárragos pericos que nos comemos descansadamente en los restaurants ó en los casinos, y las sabrosas fresas que aquellos prójimos nuestros cogen una á una, siempre inclinados hacia el suelo y en penosa labor constante. La producción de espárragos y fresas en Aranjuez es enorme. Unos y otras salen de allí en vagones repletos de la diurética legumbre ó de la perfumada fruta para España y para CORTANDO ESPÁRRAGOS