Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
una vez más, el odio irreconciliable que el pueblo chino siente por los europeos ha estallado en forma de tumultuoso m o t í n de sangrienta matanza, de la que, según las noticias de los corresponsales de la pren ha- pisido vícticáas muchos miá- neros, muchos coméi dantes cristianos y filg u n o s funcionarios de las legaciones extranjeras. Los boxers, autores de estos terribles atentados, son enemigos del progreso que Europa ha pretendido llevar á Oriente, y á él y á cuantos más ó menos d i r e c t a m e n t e han intervenido en la obra de civilización, tienen declarada guerra do exterminio, que el gobierno del Celeste Imperio no puede 6 no quiere impedir. -w ¡r I EL CELK HHE ESTADISTA LI- lIUNÍi- flIIANO EX VIURKY I1 K I E- CUILI, r. KE riEL PAIITIDO CIHINO l AVOKAlil K Á LAS nKFOKMAH KUHOPBA. S Teatro de las últi mas y terribles matanzas de que el tel é g r a f o ha d a d o cuenta ha sido TienTein, centro comercial del N o r t e de China y una de las poblaciones más im portantes. En este punto se h i c i e r o n fuertes los insurrectos, dando ocasión á que las fuerzas coaligadas de las naciones que tienen en C h i n a representación oficial, intentasen batirlas para dirigirse en socorro de sus subditos en peligro. A pesar de que la distancia que separa Tien- Tsin de Pekín es corta, no pudieron llegar á la capital del Liniierio, y han t e n i d o que conformarse con atacar por mar los fuertes do Ta- ku, que después do una lucha encarnizada han caído en poder de los soldados europeo; tPV- Upki H J í- í? isi- ííií? í r Hmmí t- t. J íf UNA D E LAS SIETE PUERTAS DE PEKÍN PUENTE y PUERTA DE ENTRADA AL PALACIO IMPERIAL DE PEKÍN KIOSCO EN EL PALACIO IMPERIAL