Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
JLCl XJJLXvIID DKB El empréstito de mil doscientos millones Dícese que en España no hay dinero; pero cuando la ocasión se presenta, los hechos vienen á probar que aquella opinión pesimista es completamente falsa. Apenas anunciado el nuevo empréstito, que ha constituido la preocupación general de los últimos días, co menzó á notarse un movimiento tan favorable á él, que bien pronto había de verse traducido en cifras fabulosas. En efecto, durante las horas señaladas para suscribirse en el Banco, se ha recaudado una cantidad veinticinco veces mayor de la precisa, alcanzando la considerable cifra de 6,627.219.500 pesetas. DOLSISTAS COMENTANDO A LA P U E R T A DEL BANCO DE ESPAÑA LAS NOTICIAS DEL E M P R É S T I T O Las oficinas del Banco de Espafia han ofrecido un aspecto de animación indescriptible. Dentro del edificio y fuera de él aglomerábase la gente, y los empleados se veían y se deseaban para cumplir su penosísima tarea. No obstante la rapidez y la multiplicidad de operaciones que exigía el asunto, no sólo no se ofrecieron dificultades, sino que no ha habido que registrar ningún incidente desagradable. El Sr. Villaverde se muestra muy satisfecho del empréstito; los tenedores de los nuevos títulos y los agentes, también parecen estarlo; no así los pesimistas de marras, que á pesar de los datos que suministran los periódicos, seguirán creyendo que no hay dinero, á juzgar por su propio bolsillo. CARRUAJES DE LOS IMPONENTES ESPERANDO QUE ESTOS T E R M I N E N SUS OPERACIONES Corrida á beneficio de la Asociación de la Prensa ifí TOROS DE SALTILLO PARA LA CORRIDA A BENEFICIO DE LA ASOCIACIÓN DE LA PRENSA, EN LOS CORRALES DE LA PLAZA Fotografía de D, M- tuque Entre los aficionados no se habla estos días de otra cosa que de la corrida á beneficio de la Asociación de la Prensa, la cual se celebrará el martes 12 del corriente. No hay fuente más segura de crecidos ingresos que la celebración de una corrida de toros, espectáculo genuínamente español, atrayente como ninguno; y aunque hay que convenir que no son éstos los mejores tiempos del toreo, la afición está siempre despierta, y bástale el anuncio de una corrida benéfica para llenar la Plaza. La Asociación de la Prensa, incansable siempre en la organización de es-