Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
El sábado último tuvimos el honor de recibir en BLANCO Y NEGRO la visita del eminente publicista y sabio astrónomo Camilo Flammarion, acompañado de su distinguidísima señora. Para obsequiarles dignamente, y considerándonos en aquel momento investidos del honroso mandato de toda la prensa madrilefia, que por nuestra modesta representación agasajaba á esa gloria francesa, invitamos á tomar una taza de té, en compañía de Mr. y Madame Flammarion, á cuanto de notable encierra Madrid en política, periodismo, ciencias y artes, al embajador de Francia y á muy bellas y elegantes damas de la colonia francesa, y perdónennos que aquí las mencionemos en último término, para acomodarnos á la frase evangélica de que los últimos serán los primeros. Fué nuestra invitación galantemente aceptada por todos, y durante un par de horas la casa de BLANCO Y NEGRO albergó lo más selecto y lo más intelecAMr, Flanirasrioii tual de la corte, siendo para nosotros motivo de gran satisfacción que una Astrónonío y poeta tíesta, no de BLANCO Y NBGBO, sino de la prensa madrileña, á la cual represen 8 tlamchte de pasada á c o n t e m p l a r me; acómodü tábamos, alcanzara brillantez y esplendor tan grandes. No citamos nombres de esa bóveda azulada, concurrentes á ella, porque ya los periódicos diarios los han consignado. Baste q u e á ti te lo dice t o d o y á mi n o rae dice n a d a decir que ésos nombres son conocidísimos del público, él cual los tiene siempre Tú contemplándola vives, presentes por la celebridad que merecidamente alcanzan. El ilustre poeta y y de eüa Ja IUK recibos q u e a l u m b r a t u inspiración, académico de la Real Española D. Manuel del Palacio, colaborador constante giondoal raundo admiratnón en las páginas que. escribes. de BLANCO Y NHGRO, leyó la preciosa poesía que en esta página publicamos, Vn eclipse a q u í te trajo, siendo sus ingeniosísimos versos acogidos con fervientes aplausos. Mr. Flammay t u g en ¡o y t u trabajo dejan á JCspaña canLivajrion, que entiende sin dificultad el castellano, aplaudiólos también extraordiuos has visto por arrilía, nariamente, estrechando efusivamente después de la lectura la ruano del poeta. no nos mires por abajo. Rindiendo al saber t r i h n t o Mme. Camilo Flammarion, señora de cultura tan grande que le ha valido un vistió u n momauto do luto eI- c! aro SDI que t- enenios: puesto en el Consejo de Instrucción Pública de Francia, y dama de; distinción de i demias, padoceitios exquisita, escuchó los versos de Manuel del Palacio, adivinando su sentido vn eclip- so por m i n u t ó Y gracias si todavíapor esa percepción extraordinaria que el sexo bello tiene para la poesía. eclipsarse no ha podido, al; bien y al a m o r nos írnia, Poco antes de abandonar Mr. Flammarion la casa de BLANCO Y NBGRO, cnanTo en ti vemos r e u n i d o prestóse bondadosamente á que se obtuviera la fotografía que publicamos, eorazóri- cicneia y poesía. y que le representa en unión de un numeroso grupo de nuestros invitados. M. DEi. VÁÍJAGIO El insigne publicista francés no quiso tampoco dejar esta casa sin dedicarnos