Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
SECCIÓN RECREATIVA EL ARTE DE HACER JUGUETES la cara de u n naipe las lineas r e c t a s q u e se indican en la figura 1. a. n u m e r a n d o los pequeños cuadros que resultan. Dentro de los números ti y 22 se indicarán los reotángulos pequeños señalados con y b, y en los de encima do éstos y en el central del 16 las curvas indicadas. Si además queremos que el sofá tenga sus patas, se s e ñ a l a r á n éstas en la parte baja do los rectángulos i 13, 2.o, como están liechos on la figura 2. a, donde se d e m u e s t r a bien la forma exterior en que b a y que recortarlo, y h a s t a se indican los cortes do tijera que se h a n de dar en la parte m á s angosta de los cuadros 10, 18 y 16, p a r a separarlos al tiempo de doblar. P a r a que quede m á s bonito, dejaremos hacia fuera el revés de la carta, pues como éste es siempre do u n dibujo igual y menudo, le d a al mueble u n aspecto m u y agradable; y así empezaremos por doblar la linea del centro e n t r e el l í y el l o pero dejando los números por fuera; se señala bien el doblez y se vuelven á separar b a s t a dejarlos en ángulo recto. Se da otro doblez por la línea que separa el 13 y 14. pero á l a inversa del otro, es decir, dejando los números hacia dentro, y se vuelven á separar también, á fin de que queden en ángulo recto. Se dobla por la línea que separa los trozos 7, 11 del 8, 12, con los números hacia dentro, pero dejándolos doblados del todo sin separarlos luego, y lo mismo los del otro lado simétrico. Si volvemos entonces el j uguete por l a otra cara, ó sea el revés de la carta, nos encontraremos con el sofá casi formado; el l í será el asiento, el 13 el frente bajo, y el 15 y 16 el respaldo; bajando los dos costadillos 10 y 18, cerraremos sobre ellos los dos brazos del 11 y del 19, que se sujetarán doblando también sobre ellos los costados bajos del 5, 9, y el 17, 2 1 Consolidado ahora todo con u n a gotita de goma, queda listo para entregar, sin m á s carpintero, ni, m á s pintura, n i m á s tapicero. ENRIQUE F BAI. LESTER Ve á priwa- tercera. Andrea, y tren- primera dos todo, que ese es el único modo de no perder l a dos- tres. COMBINACIÓN, POR NOVE. IARaUE a Sustituir los precedentes signos por letras que expresen espe. rie de romho, y combínense las letras del modo siguiente: y entonces resultará el apellíd, de u n cscn tor contempoiúneo. VERDADES Y MENTIF S E s c o p a í a le p e s c a No es errata, n i broma. Ya se construyen escopetas p a r a pescar, y no será extraño que andando el tiempo h a y a también cañas de caza. Los aficionados á los placeres cinegéticos tienen sobre sus casi colegas los pescadores la ventaja de ver á sus víctimas y poderlas repuntar. El sportman de c a ñ a y anzuelo lia de conformarse con esperar á que muerda lo que sea y d a r el tirón o p o r t u n a m e n t e Hay que complelar el mobiliario do la casa, de la casita diromos con m á s propiedad. Ya en el níim. -70 dimos á conocer el modo de cortar y a r m a r unas preciosas sillas con la cartulina de u n naipe, lín el n ú m 411 se formaron cesas m á s serias: ya oran buta- REFRÁN F E C U N n O POR A. S. MADERA Quien á buen árbol s e a r r i m a buena s o m b r a le cobija. Con las letras del refrán, haciendo combinación, cinco nombres de varón y dos de mujer d a r á n Con la nueva escopeta, que a d e m á s no hace ruido, el pescador puede escoger sus víctimas y a p u n t a r como á un conejo ó á u n a perdiz. No se garantiza los blancos, pero sí que pieza tocada es pieza cobrada, porque p a r a ello el arpón proyectil y a unido á la escopeta por u n a guita, de l a cual se tira cuando hace falta. Si l a p u n t e r í a h a sido buena, ya traerá algo. TAR. IETA, POR E. CASAI. S I a n u e v a e s c a f a n d r a P a r a remediar los inconvenientes de las escafandras usadas h a s t a la fecha, h a ideado Mr. Gordon un nuevo traje p a r a buzos, completamente metálico, que a n u l a la insoportable presión del agua y permite la permanencia en las profundidades del m a r por mucho m á s tiempoque con l a escafandra de caoutchouc. El casco d e la n u e v a escafandra está unido á la coraza, completamente rígida, y lo que podríamos llamar m a n g a s y perneras del traje son de tubos e i espiral. L a coraza sola pesa m á s de 100 kilogramos. Don Delfín IJrosa Elorzo ÁLAVA Con estas letras formar el titulo de u n hermos. i d r a m a FlGUBA 2. CHARADAS Mi yeijiínda es negación; primera, vista al revés, es lo mismo que la í w y el todo u n a población. i. uSAi. rsvÁ cas. Ahora foca el lurno á lo m á s priní ipal de la casa, al colmo do la elegancia, al raa- ¡estuoso sofá; porque ¿quién no necesita do un buen sofá p a r a recibir á los amigos? P a i a ello empezaremos por trazar sobre Iípsíir (los toiioB los (ici ecbos de pro íe Jad arii Lica y litñi- ai- ia. KO SE DKVUELVEK LOS ORIGINALES Imprenta particular de BI. AXCO T SEORO. Impreso en papel de La. VASCO BELGA (Rentería)