Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LITERATOS EXTRANJEROS srica: oniA JKro ejLE- Doxj De a brillante pléyade de autores dramáticos que comenzaron á lucir en Francia desde la segunda mitad del presente siglo, destaca Sardou con vigoroso relieve, tanto por la cantidad de obras que ha producido, cuanto por haber logrado con ellas los éxitos más entusiastas. Si para apreciar los méritos de un dramaturgo se admitiera como principal dato el número do representainonos que sus obras han alcanzado, el nombre de Sardou figuraría al lado de los más ilustres de la dramátií a francesa; desgraciadamente para su gloria literaria, ni esto ni la francjueza de los éxitos obtenidos son los factores que de manera más directa influyen en la apreciación de la crítica, que no vacila en censurar la labor de Sardou como literato, ya que reconozca sus dotes especiales de estratégico teatral. A estas dotes precisamente debo Sardou sus grandes éxitos. Ivo resistirán sus dramas y omedias un análisis muy minucioso de la crítica doctoral y sesuda, pero el gran público, que á la sólida construcción, al feliz desarrollo de una idea original y enérgicamente sostenida, á lo humano de los caracteres y á la verosimiUtud do la acción prefiere los grandes efectos teatrales, parecióle de perlas el género especial de Sardou, y no le ha escatimado sus aplausos. Los grandes sucesos (pie han conmovido á la opinión, las causas célebres y las actualidades históricas h a n dado á Sardou motivo para sus principales comedias, cuya habilísima combinación, interesando al auditorio, ha dado nrotivo á los grandes éxitos que ha alcanzado. Desde N i hif. mi- s, representada en 1861, hasta Giamnncla, que se estrenó en 1898, puede encontrarse fácilmente la relaciíin entre los sucesos (pie han preocupado á la Francia y los grandes éxitos teatrales de Sardou. Un proceso famoso dio ocasión á fi ernanda; una actualidad política y religiosa, á Rabagás, Dora y Daniel Rock 4; una evocaci n histórica, á Thaodnra, Cleopálra, Qismondn, Thermidor, Madame Sans- o ene y La Tosca. J S decir, la Oítasión, el momento, han inspirado á Sardou casi todas sus creaciones. PA La famille Bennilon, Les Ganadles, Paites de mouche. Les Faux Bons hnmm, es Papillonne, Odette, Les Bmirgenis de Poni- Araj. Le y Divorfoíis, puede encontrarse fácilmente confirmada esta apreciación, que no quitaría mérito á sus obras si no sacrificara en ellas cuanto el arte dramático exige á los efectos teatrales que aseguran el éxito del públii fácil de conmover. Esto no obstante, la obra de Sardou ha recorrido triunfalmente todos los escenarios de Europa, y en mu hos países en que la critica no se distingue por sus exagerados escrúpulos, se ha dado á Sardou patente de autor dramático de excepcionales méritos. Justo es reconocer (pie su labor ha sido enorme, y (pie si el arte ptiro no ha ganado extraordinariamente con Sardou, el público ha visto satisfecho su gusto en las (íomedias debidas á su talento indiscutible y á su mecánica ingeniosísima. E. GONTlilíKAS Fotog. de Dornac