Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ACTUALIDADES Teresa Mariani. -Principe imperial de Alemania. G- eneral L u i s B o t h a Embajada extraordinaria á Marruecoc. El selectísimo público que ocupa todas las noches, sean verdes ó sean blancas, las localidades del hermoso teatro de la Comedia, aplaude con entusiasmo á Teresa Mariani, la notable actriz italiana, que va constituyendo ya p a r a los madrileños una institución de primavera. E n cuanto se abren las primeras lilas del Retiro y soplan las primeras brisas templadas y se oyen los primeros cantos de las aves, Madrid, el Madrid brillante y derrochador, corre al teatro de la Comedia para aplaudir á la gentil Mariani, y d u r a n t e un p a r de meses nuestra buena sociedad conversa en un italiano de ópera que armoniza perfectamente con las lilas, con las brisas y con los pájaros. Teresa Mariani, que ha tenido la coquetería de engruesar algún tanto desde su última estancia en Madrid, representa de u n a manera maravillo- a las obras, digámoslo así, de medio carácter; aquellas que ni suben á lo trágico ni caen en lo bu fonesco. Domina con absoluta perfección la nota cómica y la nota tierna; hace reir y llorar con u n a discreción de buen tono, y el Madrid elegante se lo recompensa con sus aplausos y con la exhibición en el teatro de sus mejores galas primaverales. La compañía italiana que acaudilla la Mariani ensaya las obras con un fervor y L. (wT- FEDERICO G U I L L E R M O P R Í N C I P E IIEKEDEKO DE ALEMANIA i: ríV Í; í í; vv. i. rí iVj, TKRF. SA M. RIA P N SU CAMERINO DEL TEATRO IlE LA COMEDIA Fotog. Franzen u n estudio qae para nuestras compañías quisiéramos, y entre los actores de esa compañía que hemos conocido este año, se destaca con especial relieve el galán joven Sr. Ohiantoni, á quien indudablemente le esperan muy brillantes triunfos escénicos. Con gran solemnidad, realzada por la presencia del emperador de Austria Francisco José, se h a celebrado en Berlín la ceremonia de la coronación del Kronprintz ó príncipe heredero de Alemania. La comitiva, en la que figuraba espléndido cortejo de príncipes, diplomáticos y generales, acompañó á los emperadores á Palacio, donde el príncipe imperial revistó las tropas, asistiendo después á las maniobras que se celebraron en el campo de Júterbok. El Kronprintz prehló juramento ante la corte y la familia imperial, inaugurando oficialmente la estatua del emperador Sigmund, rey de Hungría. Después de las maniobras militares y del desfile militar ante el heredero del imperio alemán, se celebró en el teatro una función de gala, representándose FA cahMo de bronce, de Auber, y La hada del lago, del mismo autor. La coronación del Kronprintz ha estrechado más firmemente la amistad y alianza de los emperadores Guillermo y Francisco José, y en todos los discursos ha sido siempre la nota dominante la de mantener á todo trance la paz europea. El príncipe heredero cuenta dieciocho años de edad, y es un perfecto retrato de su padre. La educación del príncipe es admirable; y por lo que corresponde al aspecto militar, el Kronprintz puede ser un digno sucesor de Guillermo lE.