Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
sidentade la Eepública, JIr. Loubot, en un lando de gala á la d Aumont, al que precedía un caballerizo. Detrás del coche prosideucial, en otros carruajes, marchaba la comitiva, formada por los ministros y los generales y oficiales del cuarto militar. p Un escuadrón de coraceros formaba la escolta. v- A las dos en punto deteníase el carruaje de Mr. Loubet á la puerta de la galería de máquinas. Esperábanle el ministro de Obras públicas Mr. Millerand, el delegado general de la Exposición Mr. Picard y todo el alto personal. Mr. Loubet felicitó á éste, saludó al ministro y á los representantes de las potencias extranjeras, y penetró en la sala de fiestas, donde fué objeto de entusiastas aclamaciones por parto dol público que la llenaba, y cuyas voces de entusiasmo confundíanse con los acordes de la Marsollesa, el estampido de las salvas de artillería y el sonar de los clarines y tambores. Eestablecido el silencio, Mr. Millerand pronunció un elocuente discurso, al que siguió otro no menos patriótico del Presidente de la Eepública, que terminó declarando abierta la Exposición. Después, en la sala de honor, el Presidente recibió á los comisarios extranjeros, y luego visitó la Exposición entre las aclamaciones de la muchedumbre. Al pasar ante el palacio de España, saludó el Presidente á las comisiones oficiales que en él estaban, y que respondieron con vítores; la estudiantina española tocó la Marsellesa, y después los concurrentes fueron obsequiados con una brillante fiesta y un espléndido lunch. FotoííR. tic Lcon Bouel. de I Afíence Nalion. ile: Lcoa d linmpo y J. M. I clíii, tic París PUERTA DaPABLLLON DE ESPAÑA. J