Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Certámenes de esta índole, animándonos, si ya esto n o se hallara en nuestro pensamiento, á continuar la serie de concursos, fijando paí- a ellos temas en los cuales se armonicen los augustos fueros del Arte y las exigencias periodísticas. Ya al iniciar nosotros estos certámenes con el felizmente llevado á término, manifestamos que para su organización no nos guiaba ni guiarnos podía un móvil interesado, puesto que la reputadísima colaboración artística d e que disponemos nos proporcionaba con holgura cuantos originales pictóricos y brillantemente realizados podía necesitar BLANCO Y N E S R O Al anunciar hoy en estas líneas continuos y repetidos certámenes artísticos, creemos de nuestro deber insistir e n esas manifestaciones, con el fin de que dichos concursos sean consir d e r a d o s como en realidad lo son: un llamamiento á la juventud artística de toda E s p a ñ a para que concurra á este p a l e n q u e con s u s bríos y s u s iniciativas, en la seguridad de que sus trabajos, expuestos al público en las mejores condiciones que nuestro deseo nos sugiera y nuestros medios nos permitan, serán apreciados y juzgados sin parti- pris de ninguna clase y con imparcialidad absoluta. Esa apelación á los pintores sin firma hecha, á los pintores d e provincias y á los artistas jóvenes, no excluye, n i mucho menos, la concurrencia á nuestros certámenes de aquéllos cuya reputación está ya sólidamente ciment a d a en el aplauso del público. Las lides artísticas son libres, y nuestra casa está abierta para todos, si bien u n a sincera simpatía nos impulsa hacia aquéllos que sintiéndose capaces d e figurar entre los elegidos, aún y por diversas c i r c u n s t a n c i a s no hayan sido todavía EN LA ESCALERA P B I K C I P A L S A L I E S D O DE LA EXPOSICIÓN llamados. Kl numeroso y distinguido público que h a visitado estos días la Exposición d e BLVNCO Y NEGRO dedicaba frases d e caluroso elogio á varios autores que todavía no figuran en la lista indiscutible del Arte; esos elogios, que escuchamos con verdadera delectación, nos animan, lo repetimos, á proseguir en nuestra empresa sin buscar éxitos ni provecho para nuestro semanario, sino u n a desinteresada y patriótica finalidad artística. Fotografían Framen