Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
BARRIOS DE MADRID vcjLrLjL- iXvXv a y. l barrio de Maravillas debe su nombre á un antiguo convento de monjas llamado así, que ocupaba u n a vasta extensión de terreno inmediato al magnífico palacio de Monteleón, que después de haber sido uno de los contros de la vida madrileña por aquel entonces, sirvió de Parque de arti Hería en la famosa y gloriosa jornada del 2 de Mayo de 1808. Cuando se derribó el convento cu el año 1869, se aprovechó el solar para convertirlo en jardín y plaza del Dos de Mayo; conservóse en su centro la puerta del memorable Parque, que inmortalizaron con sus hazañas Daoiz y Velarde. La iglesia, ine todavía se conserva en bastante buen estado, y que estaba unida al convento, tiene en su altar mayor un hermoso retablo de mármoles, obra del siglo pasado. Al barrio de Maravillas pertenece también la iglesia d e Montserrat, eu la que está sepultado el célebre cronista de Indias Salazar y Castro. La iglesia, que por cierto no se terminó, tiene una torre de muy liueu gusto, y hoy forma parte de la Cárcel de mujeres. La Universidad, que antes fué colegio noviciado do Jesuítas, es de época relativamente reciente, y empezó su claustro cuando se cerró la de Alcalá de H e n a r e s Kl barrio de Maiavülas es uno d e los que mejor historia tienen; genuinamente madrileño, correspóndele la gloria do haber rechazado en siis calles el empuje de las bayonetas francesas los l) ravos chisperos, que, sedu cidos por las arrogancias de Daoiz y Velarde, hicieron de la puerta del Parque un fuerte inexpugnable, peleando con el coraje de su sangre caliente, inflamada por las miradas de las manólas, que los empujaban á la pelea. A. SÍ que desde entonces el nombre de Maravillas adquirió eu Madrid el mejor pregón, siendo las majas de Maravillas laj mujeres más festejadas, y ante cuyo pisar mcnndito y gallardo se tendían graciosamente las apas de majos y estudiantes. El nombro del barrio corrió por romances y tonadillas, y los autores llevaron al teatro episodios y escenas de las Maravillas, pero sin perpetrar ninguna revista cómico lírica, y eso que tenían la apoteosis hecha. Los años d a n con todo en tierra, y hoy del antiguo barrio c h i s p e r o sólo quedan en pie la puerta del Parque y la iglesia de Maravillas, d o n d e se conservan multitud de banderas y trofeos ganados en el memorable día, como testimonio elocuente y poderoso. El chispero rumboso y alegre, galanteador de buen Pl, DK! DOS DI- II. WO gusto, de ingenio despierto y corazón firme, nos dejó por herencáa al insustancial chulo, que no tiene de echao pa alante más que el pelo. Y es que actualmente todo degenera, y á las razas les pasa lo mismo (jue á los lápices, que se van gastando, hasta que se acaba la mina. Y brindo este pensamiento á Mr. Faber. Lris Fütog. Ascnjo (ÍABALDOK