Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
JLCTXJ JLXvir) JLDK 3 E s t r e n o d e L Aiglon -El p r i n c i p e d e Oporto. -Los m a r i n o s d e l a R e p ü b l i c a A r g e n t i n a Las fallas d e Valencia. El último triunfo logrado por Edmundo Rostand, el autor ilustre del üyrano, es de los que no admiten discusión. Francia entera se ha conmovido ante la obra dramática del poeta, que ha sabido cantar con tonos épicos las glorias imperiales. La figura del infortunado rey de Koma, que por virtud del genio dramático de Rostand adquiere la grandeza de un Hamlet, impresiona y conmueve, porque su obra no es sólo la labor de un poeta, sino que es también la de un autor fecundo en resortes teatrales de mágico efecto. La crítica se ha desatado en elogios entusiastas, y sin reserva alguna ha proclamado el genio de Rostand, considerando al autor de El AgiiüueJio como el primer autor dramático de la Francia de hoy. Inolvidable noche en la historia del arte- -ha dicho OatuUe Mendes en un artículo consagrado al estreno de L Aiglon en Le Journal, -porque en ella ha logrado un triunfo hermoso el mejor de nuestros poetas dramáticos y la más grande de las artistas I de Francia. La vida del duque de Reichstadt, casi olvidado por la Historia, ha adquirido un interés inmenso, de que hubiera carecido de otra suerte, al resucitar en el escenario de Sarah Bernhardt, encarnada en la ilustre artista y evocada por el genio poético de Rostand. Como recuerdo de este triunfo artístico, ya que en este número no podamos ofrecer á nuestros lectores una información de la obra como las que de nuestros teatros acostumbra á hacer BLANCO Y NBGEO, damos en esta página un retrato del ilustre autor de El Aguilucho, que tiene el doble mérito de ser obra de un célebre pintor parisiense, y el del héroe de su obra, cuyo original se conserva en el museo del Louvre En uno de nuestros próximos números publicaremos una amplia información fotográfica délos personajes y las escenas de L Aiglon, que encargamos oportunamente á uno de, los mejores fotógrafos paVi DUQUE DE KEICHSTADT risienses. Plt O T A G O N I S T A DE L A I G L O N! El duque de Oporto, Alfonso de Braganza, en cuyo reciente viaje á Madrid ha creído ver la fantasía popular un motivo de mayor trascendencia que el deseo cortés de hacer una visita á S. S. M. M. y A. A. cuenta treinta y cinco años, es de arrogante figura, de simpático rostro, y sirvo en el ejército portugués con el grado de teniente coronel de artillería y la distinción de Ayudante de su hermano el rey Carlos I. Hospedado en Palacio durante su breve permanencia, el duque de Oporto ha sido objeto de los mayores agasajos por parte de la real familia. El banquete dado en su honor en el real Palacio, la jira al Pardo con que le obsequió la infanta Isabel, la comida en casa del ministro plenipotenciario de Portugal señor conde de Macedo, la partida de Polo verificada en el Hipódromo, y á la que asistió lucida representación de la nobleza, y la función del Teatro Real, han sido las principales fiestas con que en Madrid se ha correspondido á la visita del ilustre huésped, que á ju gar por los grandes elogios que tributaba sin reservas, ha llevado gratísima impresión de su corta permanencia en la corte. El arribo á las costas de España de la fragata argentina Presidente Sarmiento, y la visita con que nos han honrado los marinos que componen su tripulación, es sin duda uno de los acontecimientos más interesantes de la semana. S. A. EL INFAJSTE D. ALFONSO DE BRASAKZA