Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
EL PROTECTOR DE LA CAZA POE APELES MESTBES Dicon que en esta fonda se sirve caza en tiempo que está prnhiliido por la veda. Vamos á ver si doy con ello, y cazo yo lunihién. 2. ¿Conque hay conejo en pepitoria? ¡Magnífico! -Sí, señor; y de campo. -Conque de campo, ¿eh? ¡Ciertos son los loros! ÍLLÍI G 3. -Infames! La verdad es que so necesita descaro para atreverse á tanto. ¡No, y la vei ilad es que el conejo está excelente! ti i. ¿Qué más desea el señor? -Nada. Ah, sí! Que venga el amo y los guardias que esperan á la puerta. 5. -Aquí está el criminal. Pónganle preso. Es el único responsable, y aquí tongo las pruebas de su delito para que vean que no miento. 6. -Y yo tengo en mis manos la prueba de mi inoceneia. ¡Y es que de noche lodos los conejos son pardos!