Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LA CORTIJERA DRAMA L Í R I C O E N TRES ACTOS DE I O S S R E S J. D I C E N T A Y M. P A S O MÚSICA DEL MAESTRO CHAPÍ ESTRENADO ÉN P A R I S H EL 2 DEL ACTUAL 1 íia. ESCENA XV R O S A R I O RAFAEL RAF. Ros. RAF. Ros. RAF. Ros. RAF. Ros RAF. Ros, RAÍ Ros RAF ¿Me juyes? ¿Juirlc yo? ¿Creíste que no llegara de entendernos cara á cara nunca la hora? ¡Ya llegó! Mentir la juráa fe y no oír al cngañao. qué güeno, qué descansao, qué cómodo sería, ¿eh? Desír, esto se acabó, de lioy más ni verle ni hablarle Pues no es eso. Hay que escucharle. ¡Rafael! A eso vengo yo; i hablarte, á desirte que eres traidora, que me has vendió Y ultrajao y osearnosio. que mientes, ¡que no me quieres! Yo, Rafael ¡Tú, cuyo nombre era toa mi alegría. no me quiés! iiilás cnloavia! ¡mucho más! ¡Quiés á otro hondirol ¡A Manuel! ¡Oye! ¡A Manuel! ¡Ay! Hases bien en temblar, porque me voy á vengar sin compasión de ti y de él. ¡De él no! ¡Con él no te atrevasl ¡Qué grito tan bien senlío! ¡del eorasón te ha salió! ¡Como que es ande lo llevas! ¿Y dises que no? Vengarme de él, de tí ¿Qué voy á haser? Pero responde, mujer; ¿Cómo pudiste engañarme? ¿Cómo has puesto entre los dos á ese hombre? ¿Cómo has podio vender á quien te ha querío como á Dios? iNo! ¡Más que á Dios! Más que á Dios dije (Cimo axombradu) ¡Ea, sí! Lo he dicho y no mo arrepiento. En Dios se piensa un momento. ¡Yo pensaba siempre en ti! ¿i s que vale más que yo? Ni en querer, ni en valentía, ni en lealtá, ni en hombría de bien ¡Te digo que no! ¡Tu preferensia será porque es más rico! ¡Dios mío! ¿Qué dises? ¿NO te has vendió? Mejor pa ti si es verdá. ¡Rafael! Entonse, ¿por qué? ¿Quiere él mejor que yo? ¡No! Él, ni siquiera soñó en querer como yo sé. Te quiso por presunción, pa lusirte, pa feriarte; yo te quise a llevarte drento do mi eorasón. m Wiw m -A cW J is Iff 1 m 1 v 1 i. tól- iíil i P -M rIr, 1 v i f V RosABio (Srta. Domingo) RAFAEL fS Gonscdes) ¡Qué guapo! ¡Qué giion torero! ¡Pa él oles y palmas son! ¿Qué vale en comparasióu con él el probé vaquoro? Pues oye; sin esperar parmas, oles y argazara, va el vaquero, cara á cara, á las reses á buscar; y juega á juego reñío, y bravamente se porta. ¡Si muere, á naide le importa! ¡Si vense, quién lo ha sabio! Naide, ¿verdá? ¡Quién pensara que al toro que á él le cogió lo he Uevao manso yo por delante de mi vara! ¡Valor! ¡valor! No luoslraua mucho valor aquel día en que der. íbao caía y socorro me gritaba! if á su socorro llegué, y en el lause me metí, y con el toro salí, y su existencia salvé por salvarla, sin espera de ver mí valor premiao, solo, sin traje bordao, sin que denguno me viera; por (lefcndorle la vía, porque le miré perdió, porque ora un hombre rendío que socorro me pedía. Lo salvé, y él mo pagó robándome tu querer... Ahora, responde, mujer: ¿quién vale más, él ó yo? iios. RAF. Ros. RAF. i O- I OCriAFIA DE Fn. i EN