Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ACTUALIDADES E d u a r d o de Palacio. -Bobo en la j o y e r í a de la calle del Carmen. -EuseTrio Blasco. Ki rschoffer y M i m i a g n e -A s a l t o d e a r m a s -G e n e r a l Warren. -G- eneral L y t t l e t o n El E m p e r a d o r de la China. Hace pocos días murió en Madrid Eduardo de Palacio, fecunda y pródiga pluma, escritor ingenioso y culto que repartió espléndidamente en todos los periódicos gracias y donaires. Eduardo de Palacio era seguramente uno de los escritores qxie más lian producido. Desde siis primeros artículos en M J crro Grande, hasta días antes de morir, su ingenio no lia descansado un momento. Su firma lia sido siempre de las primeras en todas cuantas publicaciones vieron la luz, y unas veces como ingenioso cronista, otras como inimitable revistero de toros, y otras como excelente observador de costumbres, no dejó enmollecer su pluma ni descansar su imaginación. Fué redactor de El Imparcial muchos años, donde liizo popular su seudónimo de Santimientos, y últimamente, en el periódico Sol y Sombra publicaba dehciosas revistas taurinas y cuentos andaluces. Colaboró en todas las revistas ilustradas, y en ei teatro obtuvo muy buenos éxitos. H a y siempre ciertas fatalidades que á veces justifican el temor de muchos ante los agüeros y presagios; y digo esto, porque el último artículo que escribió líduardo de Palacio para Madrid Cómico se titulaba Entierros baratos. ¡Extraña coincidencia! Descanse en paz el que en vida nos regocijó tanto, aunque muchas veces el dolor asomara tras la musa de Polichinela. EDUARDO DE PALACIO Reciente é impune está todavía el robo cometido en la calle del Carmen en la joyería del Sr. García Guerra. Los ladrones, con una audacia incalificable, á la hora en que la circulación es más numerosa por dicha vía, asaltaron el escaparate de la tienda, robando cuantas alhajas en él había, y desapareciendo como por escotillón, utilizando la alcantarilla que previamente habían dejado abierta, y que está situada frente al establecimiento. Como estos sucesos se repiten con demasiada frecuencia, es cosa de pensar si la seguridad pública ha de ÍM JOYERÍA DEC SK. QABCÍA G Ü E B E A EN LA CALLE DEL C A K M B N Fítoo Atenjo quedar garantida merced á una minuciosa y escrupulosa limpia de toda la gente maleante y á una enérgica campaña por parte de la policía, p a r a evitar en lo sucesivo la repetición de sucesos como éste, tan comentado en estos días. El importe de lo robado asciende á algunos miles de pesetas.