Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
E! AXIX KRSARIO Aquel día hacía precisamente un año p o, U. K, J cita, el recuerdo de la fecha le llené de 4 r i n Í To o i r C i e r r e L K í pre que surgen en la mente; pero en el aniversario n u á s r 5 branzas dolorosas lo son sieintencia, parecen recrudecerse y aumentar. IT ll etsZl P e medida de la exisbajo, cargada de leznas, tirabeques y plantillas T ü S s L b e e, 1 1 bre, ante su mesita de tra- a t ñ que se d e s U T c t r r n t l X mentante en la provincia del partido retrógrado v explotador ete 1 del nh S ie -a que no, repretal vez amasada su fortuna. ¿Cómo? i Entroncar con u g s el cual tenía ración de trabajadores, a que él pérteneTíatenTa d d a a f X f T hermanos de expoliación y martirio? ¡Habrían dicho J e i S a t pensado los másl iQue agradeciera la muchacha que no le rompió la cabe. a de nn u ¡J señoritingo! P e a de un martillazo al conocer sus amoríos con el Al principio la exaltación del zapatero atennr, l tía tiranía y empe. ó c o n s i e J Z y -o rencor tarde para suplicar el perdón, para postrarse á los bur u ses pfes v l e f V P se muchas veces parado, interrumpido su trabajo, miramlo con sufrida T -orme, quedándorecompuestas de los estantes, la habitación solitaria v t r l t e en míe no 7 porrazos del martillo batiendo la suela sobre la piedra. ontestaban ya cantos de mujer á los- 11 Aquella mañana, bajo la influencia del penoso aniversario sentí hará á estas horas? dijese como se decía siempre que la- de T 1 alma. ¿Qué X cuando lo dijo oyó un rodar de coche fuera. Akó la c. hZTZLZ: S I herida de su memoria la llorada ausente hacía á horas tales: la vio sonriente t o n Z Z T Z T r entera certeza Iq que negro, bajando los tres ó cuatro escaloncitos de l l z a r n t e r r El pobre industrial no supo lo que le acontecía. Abrió con espanto o. r. corazón se le echaba al galope, una nube le empañó las pupilas v a c i i ó r T J í- tino, se puso en pie, en la mano derecha el martillo, en k Í u t e r d a u a b o T 1 P parando con sus piernas al levantarse la banquetill. en q u e T Miaba 1 f f P 3 ¡Mi hija! ¿Tú aquí? aliaba sentado, exclamó: No pudo proseguir, no sólo por la emoción que le ahogaba sino r.