Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
4 m í ai f a u- N i. Í; Í- ENTIEKKO DEL OENEKAL WAÜOHOPE de las troi) as inglesas, pues los boers son dueños aún de u n a formidable serie de posiciones atrinclieradas que i o r m a n u n semicírculo sobre el anillo principal de colinas, detrás de la primera fila de éstas, posiciones que no sin gran esfuerzo y enormes pérdidas podrían ocup a r los ingleses, y de las que los boera no están dispuestos á dejarse desa l o j a r s i n hacer sentir nuevamente al enemigo lo certero de su puntería y lo arrojado de su valor. Buena prueba de ello es el combate sostenido en el distrito de Acton- Holmes por el general W a r r e n contra los boers atrincherados en las colinas paralelas al río Tugela, y cuya situación, según testimonio de u n corresponsal inglés, no podía ser más comprometida en la tarde del domingo, día á que alcanzan los últimos informes. Noticias posteriores de otros combates presentan como problemático el triunfo. Las tropas inglesas han comenzado á pelear en los sitios m á s difíciles y escabrosos, donde cada boer, según afirmación de u n inglés, vale por cinco soldados británicos, cuando menos. Dueños de las alturas, hacen u n fuego tan mortífero, que los soldados ingleses no pueden avanzar, y se ven obligados á batirse en retirada, sufriendo numerosas bajas. E s t a es la situación cuando cerramos este número, no muy decisiva por cierto, ni más faUN GENERAL INGLES DE INSPECCIÓN vorable j ani. unos que para otros, pero sí muy crítica y muy i m p o r t a n t e para el resultado final de la campaña, que dadas las condiciones excepcionales en que se encuentran los dos ejércitos c o n t e n dientes, y el ardor bélico que los domina, no puede hacerse esperar mucho tiempo. i jí fe Í fatk M reí TM GrapTiic PKISIONEBOS BOEES SALIENDO DE BELMONT