Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
IMCrL. E: SKS Y BOKRS I FHl. l) MAUIMJAI. 1 A) UU l í O l l K l l T S I KI. K J É l l c n O 1 KS 1 Í 1- RAÍ: IONI- M A i O H I H M H VL I, UKU NM: I 1 C 1 i DCi. líITCUEXKI; M A V R KNI KALIS 1 N) 0 F, S T A I J O BUuk (i; il. n iJe iMnpieziíi el año con una tregua no pactada, pero efectiva, entre i) s ejércitos beligerantes. I. as derrotas casi simultáneas de Mo ider- Kiver, Colenso y Storniberg, han paralizado el avance de los tres cuerpos del ejército inglés, (lue al man (io respectivamente de los generales lord Methuen, Kedvers liuUer y Gatacre, iban en socorro de las ciudades sitiadas por el enemigo. N o entra, sin duda, en los cálculos de é. ste atacar á las tropa. s inglesas en sus campamentos, y de ahí la paralización en las operaciones de la guerra. Como acontecimiento de importancia, conviene registrar el nombramiento de los nuevos jefes del ejército inglés á raíz del estruendoso fracaso de Buller en las márgenes del río Tngela. Son los nuevos caudillos el feldmariscal lord lloberts, general de gran prestigio, pero de mucha edad para proseguir una campaña t a n mal empezada, y el famoso sirdar del ejército de Egipto, lord Kitchoner, á (piieu dieron gran renombre las victorias obtenidas ontra los derviches. lOn ambos generales tiene gran confianza la opinión inglesa, y sus retratos nos parecen la nota más indicada para proseguir en este número nuestra informa- ción del Transvaal, suspendida en el Número Almana ue. E ó f y- r of i. DUitKKgo MAiiquKS V BAHÍA lá sA á 4 v I K D K J A G O A Navy and Arrny 1