Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
UNA FLOR EXÓTICA, ro. uoj AS ¿i rA v íf v 1. El famoso floricultor D. Xaroiso recibió una mañana un paquete postal. 2. ¡Ah! -dijo rompiendo los lacres- ¡por fin llegó la preciada semilla quo encargué hace seis meses! 5. Y al día siguiente plantó en una maceta la semilla que había de hacerle feliz. I 4 i í. Todos sus cuidados y afanes los dedicó desde entonces á la germinación de la semilla. 5. Pero una tarde dio do bruces en la escalera del invernadero, y hubo de guardar cama hecho una lástima. 6. ¿Si habrá salido la flor maravillosa? -se preguntaba á cada momento durante su larga onforrneda i. i. -Cly, 7. ¿Quiere usted que lo mire? -decía el jardinero. Y el enfermo conte 5 taba: ¡Iío, por Dios! iNo alees la campana, ni la mires siquiera! 8. Ya convaleciente, no pudo coutener sa impaciencia: hizo que le transportaran en uu sillón. 9. Y el pobre D. iS arciso no miirin del susto, por aquello da que nadie tnuere hasta que Dios quiero.