Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
C w m ñ TRIUNFO SOBRE TRIUNFO DE O POLVOS DEL DR. KUNTZ K Señor Representante Santander 22 de Oetubve de 1899. Mny Keñoi- mío y do mi mayor consideración: El que suscribe, pagador do las obras del Puerto de Santander y muy conocido en esta capital, tiene el gusto de manifestarle, para su satisfacción y i) arabien, y coino aviso de todo aquel que tuviese la desgracia de sufrir del estómago, ue. yo, que tanto he padecido de dicho órgano, me encuentro en la actualidad inmejorable, pudieiído decir en voz pero niuy aUa, que yo, que estaba hecho un desesperado y un semicadáver, en la actualidad estoy grueso, divertido y, alegre, como siempre lo fui, excepto el tiempo que me duró el mal do estómago; admirándose mis muchos conocidos y amigos de dicha- mejoría, que creían iraposible, debiendo tan singuUir y milagroso cambio al uso de E L ESTOMAGO AKTÍFIGIAL, que lo tonuVá la desesperíida, como suele decirse, pues cansado de consultar médicos y do t o m a r u n sinnúmero- deTuedicinas y especííicos diferentes sin encontrar alivio á mi padecimiento, y pérdi- da ya la fe de ponerme bueno, y encontrándome por casualidad un día después de comer á m i amigo J edro Agenjo, el cual me pan) y preguntó que qué tenia que iba tan triste y llevaba tan mal color, alo- que le contesté que iba desesperado con el maldito dolor de estómago, que. ante- riormente, cuando comía, se me caluiaba, pero qué hacía tres días que ni aun después de (tomer teiiía el consuelo de que- se calmasen los dolores, y que no sabía lo que iba á ser de mí, pues tan desesperado estabaque mc importaba poco el morir. ICntonces, Pedro me dijo que por ipié no tomaba E L líST. OMAGO A RTIPICIAI. que á Matías el albañil le ha puesto, tan bueíio, y yo le dije que- ya no tenía fe en ningún niedicaniento, péro que por probar iba inTnediatameiitc á comprarlo, y efectivamente así lo hice, pe. áadome much 0: no haberlo liecho- dos años antes (que. era el tiempo que venía padeciendo de dicho mal) pues dcí de que t ó m e l a primera i) apeleta desaparecieron los dolores, y ya no- me han vuelto, á Dios gracias y al virtuoso y nunca bien ponderado E I J ESTOMAGO ARTTEIGIAL, el cual recomiendo y ho recou- iendadó á todo. el que- tenía- mal de estó mago, y todo el que lo ha ton- iado se ha puesto bueno igual (pie- yo. Tan agradecido estoy, á su especííico, que puede hacer de esta carta el uso que tenga por conveniente, deseando al propio tiempo me t o m o u s t e d por su aanigo y me mande como tal cuanto so le ofrezca, y se d e s p i d e d e usted, ofreciéndole su casa en la calle de San Martín, núm. 13, -3.o. (Firmado) E M I L I O general. -BARCELONA Lo mismo que manifiesta el Sr. Yurrita, millares de curados agradecidos dicen por todas partes y en todos- los idioTnas, quo cansados de sufrir, desesperados de la vida, y ciuando sólo- espera- ban el eterno descanso de hi muerte, encontraron la salud y el bienestar usando E L ESTOMAGO A E T I F I G I A L Ó Polvos del Dr. Kuntz, que se vende en todas las Farmacias del mundo á 4 pesetas l i niedi- i c xyi v á 1 50 la caj- i enter- -i i I i U 1 i s 1 L 1 L 1 1 L M Mo u ui L II s Vi -M