Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
CUENTOS BATURROS, P H GASCÓN O ¡Rediez! ¿con albarda nueva y tropiezas? ¿Adonde va usted? -A ver á un pariente que está mal de la orina. ¡Mecaso en! ¡Me ha eseachau, el pie, y aún me llama Dispense! I i -Oye, zopenco. -i Rediez! ¿qué quiusté? -No te enfades; ¿me qaieres decir cuándo pasa por aquí la diligencia? ¿Y usté por qué sabe que me llaman zopenco? ¿Yo? Lo habré adivinado. -Pus adivine usté cuándo pasa la deligeneia. -Vamos, siñora, tenga usté conformidá. ¿Y cómo quiere usté que no lo llore, si en veinte años de matrimonio no hemos comido juntos más que una vez, y me tiró la cazuela á la cabeza? M baturro. ¿Ande es el viaje? Bl gitano. -A Zaragoza. Si se les ofrece ¿ustedes algo M baturro (á su compañero) -Tú, Celipe, ¿no tenías que enviar unos dineros? ¡Mejor ocasión que ésta! -i No hay escuela! i no hay escuela! -Pues áqué santo es hoy? -Denguno. Que han matan al tocino del maistro. ¿Tienen pan duro? -No, señor. -Pues ¿cuándo harán? ¿Qaé hora es? ¡Otra! ¿Qué hora quiés que sea? ¡Pues la que apunta!