Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
La generación que nos ha de suseder so habrá perdido grandes emociones por nacer tarde. No habrá oído á Gctste ar; no habrá visto hacor comedias á Julián Romea; ignorará el encanto de escuchar á Gayarre; no sabrá, cómo toreaban Lagartijo y el Guerra! Se me dirá que tras unos hombres vienen otros; que todas las generaciones tienen sus ídolos. No lo niego; ¡pero los inuertos que hoy lloramos (comprendiendo los muertos vivos de que ahora hablaremos) eran muy grandes! ¡Qaé generación la que puede ir encontrando en detalle el que visite el miércoles los cementerios de España! Castelar, Mario, Castro y Serrano, Cinovas, Arrieta, Birbierí, Rosales, Portuny, Euiz Zwrilla, Alaroón, una galería de contemporáneos muertos que pueden recordar con admiración los estetas de mañana T viviendo aún, pero muertos para la vida intelectual, alejados del movimiento mundano, y ya inmortales, Cimpoamor, que se niega con grandeza de alma á que le coronen; Cheste, que representa la tradición del cortesano y dol soldado de la monarquía; Figuerola, representación única de la democracia de ayer; Antonio Vico, cabalgando, como el Cid, á través de los Andes El día de los Difuntos representa para el pueblo de Madrid una expansión, un paseo fuera de puertas, un entretenimiento. Los que no tienen muertos qua llorar recorren los patios de las Sieramentales, y leen: Encima de una losa de mármol, y con letras doradas: AQUÍ YACE EL EXCELENTÍSIMO É ILÜSTBÍSIMO SEÍÍOK DON SEVBKIANO DE AZCAKEAN CABALLEEO GRAN CRUZ DE ISABEL LA CATÓLICA, DE LA ESTRELLA POLAR DE SUECIA DEL CRISTO DE PORTUGAL, DE ISABEL LA CATÓLICA CABALLERO VEINTICUATRO DE SEVILLA, DIRECTOR DEL B 4. NC 0 DE VILLANUBLA PRESIDENTE DEL TRIBUNAL DE OPOSICIONES Á CÁTEDRAS DE SÁNSCRITO T hay una madrileña que dice al pasar: ¡Este señor se murió de tanta cosa!