Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LA ENAMORADA COMEDIA EN CUATRO ACTOS, VARIAS CARTAS, DOS TELEGRAMAS Y UÍÍA DETO: vACIÓN TÍSTREN ADA HX ÜI. TEATlin DK r- A PUlN. OEí A En la primera escena llega la Condesa, procailatite da El Escorial, sin bombones de la fábrica de Matías López, pero eoii iniíl humor y con sombrero flexible. La Condesa, aunque es muy aficionada á la escritura, no ha querido avisar su regreso para sorprender á su marido el Conde, que dadica sus ocios, ora á las bailarinas de la ópera, ya á las aromosas del Salón Bleu. La Condesa comunica sus temores á un primo suya, Claudio, que á su vez se lamenta de lo desigual que le ha salido su mojer. La Condesa, que además de aficionada á la escritura lo es á violar la correspondencia, abre una carta dirigida á su señor esposo, por diadema entera de una nueva infidelidad; pero ésta es de las gordas, porque la carta huele á persona de viso. El Conde, receloso, sospecha que su mujer está en el secreto, y, claro, pretende sacárselo á punta de capote; ve la que se le viene encima, y hace mutis; en tanto la Condesa llama á un cerrajero para que abra el bargueño donde supone que su marido guarda toda la correspondencia. Dn amigo de Claudio, barómetro de la alta sociedad, descubre, por el sistema de la persuasión, que la nueva conquista del Conde es la mujer de Claudio; la Condesa lo sabe, porque el cerrajero abrió á tiempo el bargueño, y ese es el peligro. El Conde reacciona y se va al campo c n sa mujer; lo olvida todo, pero en un momento, al recobrar las cartas, vuelve otra M B 7 íi s I- I 1 v L! 1 i j i vez á las andadas y huye á buscar á la mujer de Claudio, que sigue coleccionando astitn, as Ja ia s jrie pámoi- a. L Coadesa, sumámente humillada, intenta escribir una nueva carta. Abre por segunda vez el bargueño, y encuentra un revólver cargado de antemano para el final. Cae la Condesa en brazos de Claudio, del amigo de los salones y de su marido, que sale á tiempo de pedirla perdón. On criado aparece; trae una nueva carta. No es carta. Es la esquela de defunción de la Condesa. El duelo lo presido Manolo Bueno, feliz arreglador de la hermosa comedia de Praga. L u i s G- ABALDON OlBCJOB SE ROJAS iS: L