Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
SECCIÓN RECREATIVA SOLUCIONES eorretponilientes al número antarior. CIENCIA RECREATIVA FRASE, POR SANTIAGO- GADBA tomo té. Al jeroglifico: Tan sólo en el mes de Enero Á la cliarada: Meteoro. Al jeroglifioo: Antecedente. A los equivocas: I Lima. -II. León. A la frase hecha: Ir de capa caída. Al salto de caballo: Vanamente ¡oh vejez! con peso grave mis espaldas inclinas: como en lecho de amor, grato y suave, reposo en él de espinas. JOAN VALERA A. A. A. A. A. A Colocando en cada uno de los puntos señalados uña consonante, formar una frase que lo mismo se íea de izquierda á derecha que de derecha á izquierda. COMBINACIÓS DOBLE, POR HOVBJARQUB CHARADAS Primera nombre de río; la segunda musical; tercera y cuarta mi abuela (la madre de mi mamá) y el todo es el apellido de nn bizarro militar. Et, CHUCHI sr PARA HACER HERVIR EL AGUA CON BL CALOR DB LA MANO Con tres notas musicales que combinadas forman un nombre de varón, y la precedente consonante, formar un tejido. BUZÓN DE ALCANCE A. T. -Veles- Málaga. -Recibida la charada. Entrará en turno. P. J. -Manzanares. -Mi querido amigo, buen salto. Permítame que le felicite como en las novelas, diciéndole: i Pardiez, que sois un hombre en extremo hábil! B. G. -Así como hay días en que todo le sale á uno mal, hoy todos los misteriosos colaboradores de estasección mandan cosas acertadas. U santanderino otegre. Graeias por la lisonja; pero ay! nosotros no podemos decir eso. Usted se olvida del inbor de nuestras mejillas. Envíe otra cosa, y tendremos abien publicarla. M. F. e. -Publicaremos el jeroglífico y el revoltijo. ¡Pero qué nombre le dan ustedes á las cosas! ¡Son ustedes el mismo acróstico! Cataclismo. -No hay de qué, hombre. Sirve la charada. B. P. -Í. M 30. -Se publicarán sus charadas; pero tendrá usted un poquito de paciencia, ¡porque si viera usted el nublado que se nos ha venido encim a! C. 6. del V. -Barcelona. -Gracias por sus problemas, que al lado del de las economías son un grano de anís; pero según Él Tiempo, todo se arreglará fácilmente. LA. y C. -Madrid. -Me parece muy bien, salvólo de titularlo GoMrarias, porque ya sabe usted que á cierta gente, á los íntimos amigos de Jorge, no se les puede mentar eso: les pone fuera de Liniers. Calandreja. -Muy, ingenioso; jF- ero usted cree que hay medio de pintar una. cana así en el aire? Sería necesario hacer lo del pintor del cuento; Este es un gallo; pues 0 mismo! Envié otra cosa, y. cOn mucho gusto, etc. Z. C. -Madrid. -Son ingeniosos los jeroglíficos comprimidos. También á usted le gusta bautizáir bien las cosas, y manda, enti- e otros pasatiempos, una p ea. Por mí, sigan ustedes inventando. El mejor día recibimos un chaleco enigmático ó una zapatilla pentacróstiea. Se publicarán, y mande lo que quiera. Dos frailes novicios. Santander. -Hombre, para ser ustedes frailes novicios me parece que no se andan por las ramas. Mándenla reformada, porque tiene algunas, incorrecciones, P. jr. -Mánzanares. iOtio saltito? ¡No es usted nadie saltando! ¿Por qué no talla usted un burlotito en ese casino? Se haría usted de oro, porque no se le niega ningún caballo. Entra en la cuadra, quiero decir, en turno. Del caudaloso todo á la ribera cantaba un día Juan la dos primera. F. OLIVES Si l primera está en Cádiz, y en Vigo se halla la dos, y en Teruel está la tercia, ¿qoé será el todo, lector? A. SÁNCHEZ Mx. prim era con cuarta forma ana letra; mi tercera y segunda un pueblo expresa. Son tus ojos, morena, como mi todo, y cuando en mí los fijas me pones loco. A. TÉLLEZ MACÍA Prima segunda nada el todo. M. ESTRADA CHARADA S ¡N ACCIÓN Este experimento, tan sencillo como elocuente, ha llamado con justicia la atención de todos los hombres más importantes de la ciencia recreativa. ¿Hacer hervir el agua con la mano? ¿eómo puede ser eso? se dirá. Y, sin embargo, puede ser. Cómo? Ahí está el secreto, cuyo misterio vamos á romper en este instante. Se toma un vaso de circulación colateral, un vaso grande, con tres partes de agua; se cubre el vaso con un pañuelo fuerte, y sin ninguna consideración se le pone boca abajo. El pañuelo queda sujeto fuertemente por Ja presión de la mano derecha, y con la izquierda se sujetan los bordes del vaso, colocándolo encima de una jofaina para evitar todo accidente. Efecto de la presión atmosférica, el pañuelo conserva su forma cóncava en el interior del vaso, como se ve en la primera figura de nuestro dibujo. Si mantenemos fuertemente el pañuelo sobre los bordes, el líquido guardará su posición horizontal; mas el vacío se formará entre el líquido y el fondo del vaso, como se puede apreciar por la figura segunda. Sabido es, y si no es sabido tengo mucho gusto en repetirlo, que la naturaleza tiene el mismo horror al vacío que Silvela á Polavieja; así que el aire exterior se precipitará á través del pañuelo y del líquido en forma de burbujas que agitarán la superficie, sintiendo la mano del joven experimentador un cierto calor y una agitación especial en el fondo del vaso, como si fueran catalanistas. El líquido empieza á bullir tumultuosamente, crece, vive; el momento llega, el agua hierve majestuosamente, ¡é milá! JEROGLÍFICO, POR NOVBJAKQÜS 6660