Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A l A VIRGeK tui- cyó 011 Valencia. Pe lili iiiloviiila. i i r grados i. T fí. i l.i iiuliri i- ciioia, y Vil. iii ijriciiMit. i y febril y iMíi- j. i lí) l i e l i K- l i r 4 t rcc istii i las niiee mil víriíiMU s. iijii y. i lis rezar! h L; Ti- i 1 ¡m- i- omplacieran? N i i! i l y ii i li ii- i á m í que entre tantas no pudieran con un favorcico así. Quizá encontrasen razón para no hacer mi fortuna, en que las recé en montón y no lo Mee una por una. Por ñn, con ansia infinita, para lograr á mi moza, recé á la Virgen bendita del Pilar, de Zaragoza; y fué para mi tan buena, que al acabar la oración ya me quería mi nena con todo su corazón. ¡Al fin y al cabo acerté! ¡Gracias, Virgen del Pilar! ¡Lo que es otra vez, ya sé por dónde debo empezar! JUAN PÉREZ ZÚÑI A Un día (debió do ser á ñn del noventa y dos) m. e prendé de una mujer: ¡buena moza como hay Dios! Dura estaba de pelar aquella preciosa hurí: mas dije: Yo he de lograr que al cabo me quiera á mí. Pavor tan extraordinario pedí con fe verdadera á la Virgen del Sagrario, que en Toledo se venera; pero no quiso hacer nada por complacerme en mi afán la patrona inmaculada del país dol mazapán. Después dije: A un madrileño que no se lo pide en broma, ¿no ha do ayudarle en su empeño la Virgen de la Paloma? Pero se tapó el oído y fué mi ruego un fracaso; ¡tantas cosas la he pedido, que no quiere hacerme caso! A la Virgen milagrosa de Lourdes acudí luego, y no quiso hacer gran cosa por atender á mi ruego. La de los Desamparados 7 íí f- J