Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LA CUESTIÓN DEL TRANSVAAL Siguen los aprestos militares lo mismo en la simpática república sudafricana quo en los arsenales y cuarteles do Inglaterra, y créese qxie la lucha entre ingleses y boers no tardará en entablarse, porqne en el camino emprendido es difícil ya retroceder. La paz ahora equivaldría á una derrota para el Transvaal, porque el Gabinete inglés empezaría por exigir á Mr. Kruger la indemnización correspondiente á los gastos hechos por la poderosa Metrópoli inglesa. La colonia del Cabo de Buena Esperanza como base de operaciones para el ejército inglés, reúne ya buen contingente de tropas do todas armas, y el general Buller, encargado del mando en jefe del ejército, está para llegar á la ciudad del Cabo. Los m i e m b r o s dül partido británico en el Parlamento del Cdbo se hallan sumamente alarmados ante la probabilidad de que las hostilidades comiencen seriamente antes de que se hallen d puestas p a r a la campaña todas las faerzas inglesas, lo cual requiere, por lo menos, dos semanas. Si los boers atacan con ímpetu antes de este tiempo, tienen grandes probabilidades de hacer experimentar serios reveses á las escasas fuer as británicas diseminadas en los puntos próximos á las fronteras, y el grave peligro que se teme es que el primer desastre, aunque sea de poca importancia, que las tropas inglesas experimenten, sea la señal de un levantamiento general do los colonos establecidos en territorio inglés, paro que simpatizan con los boers, especialmente los de los distritos de Albert, Alíwal, NorthBurghersdorpiColnberg, Hannover y otros puntos, y de los cuales se sabe que han recibido del Transvaal abundante provisión de armas y municiones. Tant i on la República su. iafj ican a como en e l Estado l i b r o de Oraoge, se ha terminado la movilización del ejército, y las fuerzas transvaalonses concentradas sobre la frontera y en disposición de atacar á los ingleses ascienden ya á 20.000 hombres. Prueba bien elocuente del entusiasmo con que los EL PRESIDENTE KaüGER CAS n s MR. KIÍUGRRTEN PRETORIA UNA VOLANTA DEL PAÍS DNA CALLE DE JOHAKNESBÜRG