Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
JUEGOS FLORALES EN MURCIA Los festejos celebrados en la hermosa capital levantina son todos los años una de las más famosas solemnidades del otoño, y á la iniciativa y entusiasmo de las clases directoras de Murcia responde el pueblo con sus típicos regocijos, que bailan su mejor y más aitístíco fondo en las bellezas de las mil veces cantada huerta de Murcia. Principal atractivo del forastero ha sido este año la celebración de los Juegos florales, que con la mayor brillantez se verificaron en el magnífico Teatro Romea la noche del 12 del corriente. La bellísima señorita Carmen Martínez Espinosa fué elegida reina de la fiesta por el poeta premiado D. Vicente Medina, uno de los escritores más originales é inspirados de la España actual. El Sr. Medina, con cuya colaboración nos honraremos desde uno de nuestros p r ó x i m o s números, obtuvo en Murcia el primer galardón por su sentida poesía En la senda, ya copiada por muchos diarios de Madrid, y había obtenido re ci entemente la misma recom pensa en los Juegos florales de C a r t a g e n a de los cuales dimos cuenta oportunamente. TEATRO El Teatro de Murcia en la noche del 12 del corriente estaba engalanado con profusión de flores y embellecido con la presencia de muchas mujeres hermosas y elegantemente prendidas. Las autoridades locales formaban la corte de la reina de la fiesta, y el mantenedor, Sr. G- arcía, Alix, hizo en su discurso la historia de la institución de estas fiestas artistico- literario- oientificas, ensalzando elocuentemente la existencia de la patria chica dentro de la patria grande para estrechar los vínculos de la unidad nacional, cuyas grandezas fueron la fuente de inspiración para los grandes poetas. Añadió que siendo tema de los Juegos florales la fe, la patria y el amor, y rindiendo culto sincero á estos ideales, iríamos á la verdadera regeneración de la patria. I El d i s c u r s o del e l o c u e n t e d i p u t a d o por i Murcia fué aoo gido con gran i. O des aplausos, y el público, que rebosaba del hermoso teatro donde se celebró la fiesta poética, salió complacidísimo, no sin o v a c i o n a r nuevamente al poeta premiado, hijo de Murcia, y á la lindísima s e ñ o r i t a Carmen M a r t í n e z JliSpiHOSa. -i j f ROMEA