Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Mi amiga de la niñez doña Juliana Qniró. que el año nij ent i j dos uedo vjuda i. n Aumiue tiene un perro singular or k) feo y lo flaeucho. ¿So sabéis cómo es el chucho? Pncíi os lo voy á contar. le profesa un delirante cariño, y en él adoi- a, y le da u n mimo hasta allí. ¿Que él se enfada? Le contenta. ¿Y qué más? ¡Hasta le sienta, cuando come, junto á sí! Le ve y se la cae la baba, y arma por él cualquier cisma, y le lava con la misma esponja que ella se lava. Va con el perro al sermón, y YO no sé por qué va, porque en el templo en que está se arma una revolución. De noche ¡qué porquería! comparte con él su lecho, le oprime contra su pecho y le suda si se enfría. ívo le juzga un animal; sino un hombre, y hombre listo; en fln, hasta le ha provisto de cédula personal. Pareciéndome chocante tanto amor, una mañana reguuté á doña Juliana, teniendo el perro delante: ¿Por qué así le quiere usté, siendo el bicho tan horrendo? La verdad: no lo compiendo. Y olla dijo: ¿Que poi q u é Pues lo habrá usté i ompiendido si en él se fija usté u n l a t o ¡porque es el vivo retí ato de mi difunto maridol i Su cola, jamás, derecha, es pobre como ella- soUi. Como que más que una cola parece nn trozo de mecha: Qué ojos tiene el condenado! IÑo sé qué le ha sucedido, que lleva el uno torcido y el otro desalquilado. Por culpa de una carreta tiene tres patas no más: pero en arco las de atrás, y las de alante incompietas. Mal anda de pelos, pues afirma quien le conoce que en el lomo tiene doce y en la tripa dos ó tres. E Su hocico es una alcachofa; sus orejas y sus patas son nidos de siarrai atas de! a. de más baja esloi a. Su salud es peregrina; tiene hecho cis: o el redaño, y una gran parte del año está con la tos ferina. Pues bien, la dueña c señora de 1, ioho tan repu, i; nante, BIIIUJO DE XAtlDARÓ