Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
W í i! S Sfl- J- f- A ai lOfS Poéticamente reclinada al pie de los Altos Pirineos, en uno de esos pintorescos valles del Mediodía de Francia, trono de la naturaleza, se extiende la villa de Lourdes, formidable asilo de la fe católica que resiste á todas las vicisitudes de los tiempos. De vez en vez reprodileense las viejas polémicas Niegan los esoépticos, no ya las virtudes del agua de la sagrada gruta, pero también las apariciones de la Virgen- á Bernadette; y los creyentes presentan la lista inacabable de las curas allí realizadas, los irrecusables testimonios de los enfermos sanados y la enorme afluencia de peregrinos que acuden de todas partes del mundo á implorar de la Virgen el perdón de sus culpas y la curación de sus males. Conserva aún la gruta su primitiva forma; crece la yerba por entre sus piedras, y á uno y otro lado elévanse corpulentos árboles, donde cantan los pájaros, como si quisieran unir sus trinos á las plegarias de los fieles. Una larga alameda, que se extiende á la derecha hasta perderse de vista, convida á la meditación y al recogimiento; á la izquierda, los caños y las piscinas ofrecen el agua milagrosa, y por enfrente pasa el río, luego de atravesar el pueblo, y pasa presuroso, temiendo acaso interrumpir las oraciones con el rumor de su corriente. Colgadas á la puerta de la gruta se ven las sencillas ofrendas, bastones y muletas, depositadas por los que hallaron alivio; en el interior elévase un humilde y primitivo altar, ante el cual arden constantemente centenares de velas de todos los tamaños; y en el propio hueco donde, según la piadosa leyenda, se apareció la Virgen, elévase una artística imagen que la recuerda, v e s t i d a de blanco, con las manos unidas, los ojos compasivos y el rostro inefable, rodeada su cabeza de un nimbo luminoso, en el que se destacan las palabras que oyó Bernadette: Yo soy la inmaculada Concepción Cimiento de la fe, como de la tradición religiosa á que dio origen, esa gruta es también cimiento de la iglesia consagrada á su servicio. Sobre ella se eleva el soberbio edificio, cu a arquitectura imita LA 6 RUTA DE LOURDES