Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
L A CASA SITIADA Con este mismo epígrafe, raro y novelesoo, eneabezan su infoTmaeión casi todos los periódicos que se ocupan del extraño episodio á que ha dado lugar en París la persecución de los principales jefes de una abortada conspiración orleanista. Recordará el lector que hace algunos meses, el mismo día del entierro de Félix Faure, algunos exaltados de la Liga de Patriotas, y á su cabeza el famoso antisemita Paul Deroulede, intentaron sublevar al ejército excitándole contra el Gobierno de la República. Aquella calaverada, que de tal la calificó casi toda la prensa parisiense, parecía retoñar ahora, preparada con más calma y mayor suma de elementos por los llamados nacionalistas, Txmíoa á los monárquicos del duque de Orleans y á los antisemitas rabiosos. Al lado de linajudos orleanistas y principales seño MH res, figuraban en la conspiración varios carniceros, S tripicaüeros y matarifes que faeron amigos del antisemita marqués de Mores, y que hoy lo son de Julio G- ú. erin, joven agitador, redactor jefe de El Antijudío, al cual siguen en los meetings y manifestaciones. Son jóvenes hercúleos y atrevidos que se imponen á la -r- T- policía cuando aparecen en las públicas revueltas ca h pitaneados por Guerin. A- V ¿rJ Prueba de la audacia de éste y de sus amigos es el episodio de la casa sitiada que ha sido el acontecimiento de la semana actual. Al i r l a policía á prender á Guerin, como complicado en la conjura, el fogoso agitador, que se había refugiado con sus amigos en el domicilio de la Liga antisemita, situada en la calle de Chabrol, manifestó que no se rendía; que él y cuarenta de sus compañeros estaban perfectamente defendidos y armados, y que estaban dispuestos á defenderse á tiro limpio. En tal situación, el prefecto de policía ha preferido el ridículo de tener una casa sitiada en medio de París, al peligro que podrían correr sus agentes intentando tomar por asalto el domicilio social de ios antisemitas. r; -íi- sjüñ i i: m t Seguramente la cuestión so habrá resuelto de un modo ó de otro cuando vean la luz estas líneas, por- V. r ÍÜ! Er- ÍLÜ: -S gil, F sH. ii fe Sy. m i DOMICILIO DE LA LIGA ANTISEMITA SITIADO POR LA FDERZA PÚBLICA J! que la situación creada es insostenible, lo mismo para los sitiados que para la faerza pública, cuyo papel no es muy lucido después de seis ú ocho días de cerco en medio de las calles de París. Lia casa sitiada es de un solo piso, pero de sólida construcción, y según parece, Guerin y sus amigos cuentan con elementos para tener en jaque á la policía durante mucho tiempo.