Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
i- AGITACIÓN EN FRANCIA E! proceso de Renries De día en día adquiero caracteres más dramáticos é interesantes ese folletín vivo ofrecido por la actualidad á los periódicos de Europa, que han llenado la histórica y antes tranquila ciudad francesa de reporters y dibujantes, de cronistas y de fotógrafos. La ña; ura de Dreyfus sigue y seguirá de actualidad por mucho tiempo; dentro y fuera del Consejo de guerra saltan á cada hora nuevos episodios del famoso affaire. Un día son los apostrofes del acusado al general iíercier, su más sañudo perseguidor; otro, la tentativa de asesinato contra maitre Labori, inoansahle defensor del capitán judio. En medio de la agitación que en Rennes se observa y del apasionamiento de unos y otros, resulta por demás interesante la figura del coronel Jouast, austero y rígido jefe de artillería que preside el tribunal militar, y cuyo rostro severo y enjuto es reflojo del espíritu justiciero y ordenancista del coronel. Desde que se encargó del espinoso y difícil cargo que desempeña, ha huido de los periodistas, negándose á facilitarles retrato alguno. Nuestra instantánea está obtenida por CORONEL a o ü A S T B PRESIDKNTK DBL TEi üNAL sorpresa, al salir el coronel Jouast de una de las sesiones. w k fe -Decidlo, -exclamó Dreyfus sin poder contenerse. Entre los dramáticos incidentes del Consejo, el que más ha impresionado al público es la interrupción de Dreyfus al general Meroior cuando éste recapitulaba sus cargos contra el aou- sado. Casi todos los dibujantes que acuden á las Ecsiones han reproducido la escena que damos en esta plana. -Si yo creyera que Dreyfus es inocente- -dijo el exministro de la Guerra, -lo diría. -Decidlo, -exclamó Dreyfus sin poder contenerse. Como complemento de nuestra información gráfica en este asuntó, damos la fotografía deudo puede formarse idea el lector de las precauciones militares tomadas en torno del Liceo de Rennes. Del The Graphic CORDÓ DE TROPAS RNTRK LA PRISIÓN DE DREVFUS Y El. LICEO DE RENNES Fotog- cíe nuestro corresponsal