Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LA CORTE EN VERANO f MIRAMAR Data comienzo el artíoiilo que en estas páginas publiqué, ciiando tuve a fortuna do realizar completa informaeirn gráfica en el Palacio de Madrid, con una sentida demoftraoión de agradecimiento Lacia Sn Majestad la Reina. Hasta ol gentilísimo, en modio de s is pueriles idolatrías, cuidó de dar veneraciones á la deidad que representaba la gratitud. Así es que no puedo regatear el reconocimiento á merced de tan especial índole como la que Doña María Cristina hace á BLANCO Y NEGRO. V 5 4 V í Ayer abrió, por decirlo así, de par en par las puertas del Palacio de Oriente, é hizo que este periódico fuese el primero y único que publicara interiores fotográficos de la Real Casa con retratos de las Augustas personas. Hoy hace mucho más, que nos obliga doblemente. Lógico es que así yo lo declare ante ol honor que representa la gracia otorgada. Tja Regente nos ha recibido en el Palacio do Miramar, que os para ella su hogar más intimo. Esta magnífica posesión, rodeada de esplendores naturales, os sólo suya; tan suya, que so halla inscrita á su nombre en el Registro do la Propiedad. Su ajoeso es muy difícil; lo saben todos los vecinos de San Sebastián: ¡hasta permanece oculta á las iadisoreías miradas del transeúnte! Sitio de recreo y do descanso ha cuidado la Reina que sea, y aunque no es pasible evitar que á él lleguen los quehaceres y preocupaciones del Gobierno, háse perseguido con empeño el aislamiento, la soledad, el silencio El palacio de Miramar ofrece pintoresca perspectiva, por estar edificado sobre una especie de montículo que domina toda la Concha donostiarra. Su título da idea de la situación en que se halla, que es iamejorable; recuerda el castillo de Miramar 1 eiho por el empoi ador Maximiliano cerca do Trieste; sólo que el do aquí se encuentra próximo al inquieto mar Cantábrico y el otro junto á las tranquilas aguas del Adriático. Fueron muchas las personas á que hubo necesidad de comprar terrenos para hacer el Palacio. Entre los vendedores de pxr: elaB importantes, figuran el marqués de Moriana (quizáí el principal) y el infante D. Febastián. Ocupa en su totalidad una accidentada superficie de ocho hectáreas, comprendiendo edificios, jardines y bosque. A la finca la rodea un alto mur. sólido, macizo. Los planos so deben al ingeniero inglés Mr. Solden WornuTi; dirigió las obrai el arquitecto D. José