Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
gm í íQiom. i if! í; ¿j 4i witV qí. ío tvsiiltíl CdJiSiilailor osti l ¡1 ect, ll lllo qiio brinda la floreciente villa de Gijón. Este industrioso pueblo, situado en uno de los más pintorescos rincones de la costa cantábrica, ofrécenos ejemplo elocuentísimo do lo que valen él trabajo y la perseverante laboriosidad. Estamos todos aburridos de oir cacarear pedantescos programas do reconstitución nacional; así que cuando se tropieza con algo práctico que no es palabrería vana, una corriente de esperanza conforta ei ánimo, aviva Ja ilusión y hace pensar en un porvenir no tan negro como lo forjía la pesimista fantasía despierta por los pasados desastres. Los gijoneses, amantes como nadie del trabajo que ennoblece y redime, gustan de t a b l a r poco y bacen mucho; saben muy bien lo que abora puede salvarnos de la total bancarrota, y se agitan, se esfuerzan, luchan, y demuestran él movimiento... andando, es decir, abriendo una grandiosa Exposición, que es todo un triunfo, una gloria, un exitazo. Para llevar á cabo sus planes, han podido contar, además de la riqueza del suelo y el espíritu emprendedor de sus habitantes, con sy í- indudables ventajas de si tuación topográfica, pues el puerto de Grij ón, abierto á las inmensidades del Océano Atlántico, entre confines tan precisos como los cabos de San Lorenzo y de Torres, parece destinado desde la antigüedad á ostentar cierta hegemonía sobre estas comarcas. En todo el vasto territorio en donde enclavaron los romanos sus célebres Aras sextianas, ó Aras Augustales, siempre tuvo G- ijón marcada preponderancia. Hoy es bonita población de limpias calles y bien arbolados paseos, con algunas construcciones de mérito é importancia, y artísticos monumentos, entre ellos los muy notables dé Jovellanos y Pelayo. La Exposición ha quedado instalada con holgura, en lugar ameno y frondoso, dentro del parque llamado Campos Elíseos. Ocupa éste una extensión de 35.000 metros superñeiales. La fachada principal da frente á lá calle de Uria, que es una de las ynxwi mejores del ensanche. Una puerta de gran tamaño, revestida con las filigranas arquitectónicas propias del estilo barroco, da acceso á los terrenos que ocupa la Exposición. El conjunto del Certamen es brillantísimo. El visitante encuentra en primor término un cómodo paseo, sobradamente ancho, que se prolonga hasta una plaza circular, y que forma la avenida de la gran galería de las Secciones industriales. Esta galería presenta hermosa perspectiva; su portada principal, de estilo renacimiento moderno, se halla formada por tres arcos, en cuyos entablamentos están adosados los escudos de los pueblos y ciudades que asisten al concurso, y cuyas estribaciones acaban con chimeneas alegóricas que simbolizan las distintas industrias regionales. Dos estatuas de líneas proporcionadas y correctas representan la Industria y el Comercio. Las medallas de las principales Exposiciones españolas se han fijado en las enjutas de los arcos, y el res o de la decoración de éstos, así como la de todas las puertas y ventanas del Pabellón, lo constituyen variados carteles, ménsulas, coronas y banderas.