Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
VACACIONES DE TRIBUNALES Ya hace algunos días que, según costumbre, se ha suspendido la vida jurídica durante estas imperiosas vacaciones del estío, en que todo dormita y yace bajo el sopor y el aplanamiento que producen los vengativos rayos de un sol que dista mucho de ser justiciero, aunque se diga en frase corriente que hace un sol de justicia. Ya hasta el otoño no volverá la vida y el movimiento á ¡as antiguas Salesas; el papel de oficio descansa, y la toga toma también su parte en la huelga. La prensa moderna ha concedido sitio y lugar preferente á reflejar todos los estados y fisonomías del Derecho, y en Francia sobre todo, y en general en todos los países donde vive la justicia en un funcionamiento libre y pleno, reviste esta sección grandísima importancia. De ella quedan encargados legistas de gran prestigio, y sus juicios y valiosas opiniones sirven para orientar en muchas ocasiones los pasos perdidos ó despistados de un proceso. Aquí, donde la vida periodística es siempre más Ujier FernálKlez Wcis Fiiraldo líedomlo Jimónoz Míidrld rejero Ar: i! ni Aniuilu istilhíji) I.i zamira Delgado Estévoz El FaU La Correspondencia M Tiempo El Estado El Iinparcial El Globo El E paFwl Heraldo El Nacional El Correo El Día mezquina en relación lógica con un ambiente intelectual menos poderoso, de la información de Tribunales se tiene que encargar muchas veces el periodista que hace la revista de toros ó la cotización de la Bolsa, salvando con su discreción y buena voluntad el inconveniente de tan heterogéneos trabajos. Hoy, poniendo un punto á sus tareas, han celebrado con un aimuerzo fiaternal Jos periodistas madrileños encargados de Tribunales en los diferentes periódicos ése para ellos feliz suceso, hallando en el acto á que nos referimos justa y legítima indemnización á los sinsabores y contratiempos sufridos m. uchas veces y llevailos con tan piadosa resignación, muy acreedora á mejor recompensa, pues es la suya labor ingrata en la que hay que luchar con la resistencia tradicional de nuestro país á ooültarloy á negarlo todo. Para los revisteros de Tribunales debe haber indudablemente un prometido Paraíso. Fotog. Pranzen