Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
COMISIÓN PERIANENTE DE LAS CÁMARAS DE COMERCIO El comercio do Madrid, como el de toda España, ante la invitación de la Comisión permanente de las Cámaras de Comercio, cerró las puertas de sus establecimientos como elocuente protesta contra los presupuestos del actual ministro de Hacienda, que estiman las clases productoras y comerciales como imposible de llevar á la práctica, pues su aprobación valdría tanto como atar de pies y manos á. los poderosos y valiosos elementos qyio determinan la prosperidad y riqueza de un pueblo. La junta de la D. BASILIO PARAÍSO y Pérez Lurbe expusieron respetuosamente al general Martínez Campos que las Cámaras de Comercio y clases mercantiles han contribuido al sostenimiento de las cargas generales del Estado para satisfacer las necesidades de todos los servicios sin la menor protesta ni el más leve disgusto. Abora falta ver las modificaciones que para atender estas reclamaciones se han de hacer en los presupuestos, y si éstas satisfacen en un todo las quejas del país. PEESIDÉKTE DE l A CÁMAEA DE Z E i GOZA D. PABLO RUIZ DE VELASCO FítESIDUNTE DE L i CÁMAEA DE MADEID Dt D. CAMILO PÉREZ LÜEBE LA CÁMAEA DE CAETAQrNA Comisión permanente, en la que figuran nombres tan autorizados entre las clases mercantiles como los de Paraíso, E. UÍZ de Velasco, Glano, Lurbe y G- assol, redactó un sobrio y enérgico documento que, dirigido á las Cortes, invocaba la resolución de los acuerdos que un día tomó la Asamblea do Zaragoza. No hay para qué decir, pues conocidos do todo el mundo son los succ 0 S ocurridos con posterioridad, que todo el comercio hizo suyas las determinaciones de la Junta, y á este efecto obedeció sus indicaciones con una precisión y un entusiasmo tal, que prueban el fundamento de sus quejas. En el Mensaje redactado por la Comisión permanente de la Cámara de Comercio, se dice que es indispensable que la cifra de los gastos se reduzca en una cantidad que no baje de 150 millones, no excusando nadie, desde el jefe del Estado hasta el último ciudadano español, su patriótico concurso, dando al dinero del contribuyente una aplicación provechosa y honrada. En el Mensaje se pide para la obra do regeneración política y social el concurso de diputados y senadores que, colocándose al lado del país, faciliten la obra redentora iniciada en la Asamblea de Zaragoza, para que do este modo fuese el Parlamento un fiel reflojo del sentimiento nacional. Al hacer entrega de este Mensaje al presidente del fcjenado, éste manifestó que las clases contribuyentes tendrán necesariamente que pagar, y que sería doloroso que tuviese que emplearse la fuerza. Los Sres. Paraíso D. EMILIANO DE GLANO PEESIDBKTE DE LA CÁMAEA DE BILBAO D. ANTONIO NORTE F K E S I D K N T E DE LA CÍMAKA DE CARTAGENA