Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
VIAJES DE BLANCO Y NEGRO J I CJLIvA IDK HKKJLRKB Casi a l a s puertas de este IMadrid que todo se lo traga, la silueta de Alcalá, erizada de agujas y campanarios, semeja el vacío caparazón de una langosta recién consumida por un gourmand. Descansa allí, á orillas del Jarama, la envoltura calcárea que un día encerró nubes de estudiantes, poderosos arzobispos, y cardenales como Cisneros, Fonseca y Tavera, con cuyas doblas de oro, con cuyos hábitos de púrpura bien pudiera haberse formado la bandera nacional si ya entonces fuera roja y amarilla. Vacío está el tílorioso cascarón; suena á hueco bajo las espuelas de los húsares y con el golpeteo incesante de las almendras de Alcalá; lus tejadillos y cúpulas conventuales, que apenas se elevan sobro el suelo, parecen mataluces que acaban de caer sobro las antorchas d i Minerva; pero, siguiendo el símil, todavía queda en el abandonado caparazón el acre y poderoso aromado la carne y de la vida arrancadas. De las desiertas calles dijérase que ha huido el vecindario, ahuyentado por los gritos do ¡Pavor á la villa! y ¡Favor al Colegio! con que empezaban todas las peleas complutenses; el escudo del gran franciscano, partido en escaques y flanqueado de ínfulas, campea en sillares, en lápiJas y en hierros; la fachada de la Universidad, contemplada de frente al entrar en la plaza, no hace bulto de edificio: parece un historiado y sólido diploma académico concedido á la docta Alcalá con la nota superior y más señalada: Nemine discrepante approbatus. Ya es cosa mandada recoger el imperativo tópico que hizo l a s delicias de nuestros padres: ilás VB- íTAN ARTÍSTICA iud- ustrialos y menos doctores porque iioinos averiguado que el mal no lo hacen los industriales netos ni los doctores puros, sino los doctores metidos á industriales y los industriales que se las dan de doctores: pero si en algún sitio hubiera de conservarse la fraseoilla, ninguno más á propósito para el caso que los andenes de la estación do Alcalá, donde la industria local sale á recibir ENTRADA Á LA CIUDAD DE LAS ALMENDRAS