Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
que tocó Tina mala lengua á rebato, y yo al saberlo toqné á difuntos. ¡Habría jarapos, tal vez, por medio! S í señor que hubo iarapos; jarapos hubo, y por ellos se me apagó de repente la luz del entendimiento, V ya sin luz j eché manos, á l t o p a r a l a r d o aljierro, y arrempujó para alante, y yo no sé; mas lo cierto es que se me fué la rabia, V que el Zurdo está más tieso que un pitón en el barranco del Tomillar. -Pos lo siento, que era un relicario el mozo, mu juncal y mu completo, y mu desnudo por fuera, y mu vestido por dentro. Y quién es ella? -una rosa, un serafín, un portento: la BtiUa, la del cortijo do Morón. -Ya la riouerdo; ¡güeña jembra! DIBUJOS DE E Ü I Z G Ü K R E E R O ¡Buena jembra! más bonita que un lucero; con dos estrellas por ojos; oon una mata do pelo que le troncha la cabeza; una cantera los pechos; la boca, flor de granao oon olores de romero, y además, y en toíta ella, algo más dulce y más bueno que la miel de los panales. ¡C á m a r a y cómo te ha puesto ese querubín! ¿Y el Ziirdo, qué? ¿rondaba tu aguaero, ó tú el suyo? No: él el mío; y al ver que en el monte orégano para él no había, dio el hombre en decir que mi palmero ya no tenía sus palmas, y es natural, yo, al saberlo, lie teñío oon su sangre el mejor de mis pañuelos, para que el día de mi boda se adorne oon él el cuello mi Bubia. -No es mal adorno, manque el color no es mu nuevo. Siempre han de ser las mujeres nuestra perdición y nuestro sinvivir! ¿Y tú qué piensas ahora jaoer? -Ya veremos; la tierra da muchos tumbos, y yo no soy manco, y tengo lo que les sobra á los hombres que lo son y saben serlo, y una yegua que es un águila, y un retaco, y mucho miedo á que no me dé el relente en la cara. A los reflejos de la luna, algunas horas más tarde, monta en silencio el Mño sobre su yegua, la mano estrecha al ventero, y se aleja, mientras éste yuelve á la venta, al perderlo de vista por los pinares, cantando con bronco acento: Te ofendió y le di la muerte, y cien veces lo- matara si por jaoerlo cien veces otras cien resucitara. AKTUEO K E Y E S