Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
PEDREA OFICIAL El fenómeno que aoabá de presenciar Madrid y que h a s í d o justa causa para sembrar el terror entre sus buenos y pacíficos habitantes, se ha dejado sentir con más fuerza é intensidad, tal vez obedeciendo á secretos designios de la Providencia, en los centros y cor poraciones oficiales. Ya lo ha dicho Romero Robledo: -Si este Gobierno continúa en el poder, to í del mundo. La sesión del Congreso tuvo que suspenderse en cuanto el cielo empezó á descargar proyectiles tan peligrosos para la integridad corporal de los señores diputados. En el Senado ha venido a l suelo medio edificio, porque como casi toda su techumbre era de cristal, no queda una sala de la Biblioteca en disposición de ser útil, ni los pulimentados escritorios de antes en condiciones para que los abuelos de la patria despichen su correspondencia. Por no quedar nada en pie, les falta hoy á los que van á aquella casa el Salón de Conferencias, sitio el más apropósito para las intrigas y cha, rlás de la política. Los ministros aficionados á ponerse el mundo por ROMPIENDO LA MASA DEL GRASÜO asomar más tranquilas á puertas y balcones, se pudo apreciar la importancia del desastre. Singularmente donde mayores estragos se han podido ver ha sido en la zona Norte, por ser ésta la dirección del temporal. En los estudios y fotografías el destrozo fea sido grandísimo. E n el de Quero aparte de las pérdidas materiales- -sólo el importe de las cristalerías no baj a r á de nueve á diez mil pesetas, 2 La obras que estaban á punto de terminarse han sufrido lamentables desperfectos, labor ímproba para el artista, que ha menester volver á modelar lo que en momentos felices concibió hábilmente. En el de Mariano BenlJiure las pérdidas son insignificantes y quedan reducidas á la rotura de algunos cristales. Alooverro ha tenido que lamentar la rotura de todos los yesos y el hundimiento de la techumbre de su estudio. El pintor Gessa también ha experimentado sensibles pérdidas; de algunos lienzos que sostenían sus caballetes no ha quedado más que una informe masa de color, hundiéndose algunas de las habitaciones intoriores. El estudio de SoroUa, que tiene los cuadros de la inundación, pues rotos los cristales, caía el agua torrenoialmente. Ko tanta fortuna tuvo Alba, cuyo estudio presenta u n triste aspecto: cuadros y muebles destrozados y en el más espantoso des- APALEO POR LOS BARRENDEROS DE LA VILLA montera, no habían ireparado en que la tenían de cris- tal hasta el día de ayer... en que se han visto sin u n vidrio sano. r Los departanientos niihístériales sérán jiegur 2i -fce los mejores olientes de los ápfcTf cBÍ que hacen su Agosto en estos días del mes dé Junio La Dirección de Correos y Telégrafos no sólo ha sido castigada duramente por el cruel pedrisco, que ha roto sus cristales, su red de hilos y sus aparatos eléctricos. La interrupción qué ha experimentado el servicio, traerá de seguro graves consecuencias, imposibles de calcular todavía. En el Gobierno civil y en el Ayuntamiento, sobre RECOMPOSICIÓN DE UN CABLE ELÉCTRICO orden. En los Museos antiguo, moderno y de reproducciones, el granizó ha sido respetuoso, no ocasionarido pérdidas n i deterioro en los lienzos. E n la Exposición 4 e Pinturas hubo qué retirar á tiempo muchos de los cuadros, que corrían gra íe riesgo. En el hotel de Emilio Mario, como en el del médico mi amigo Pérez Eomán, el jardín ofrecía ün aspecto parecido á si hubiera cruzado por allí una división de caballería: todo devastado, los árboles descuajados deramas, ylas flores rotas ysecas alfombrando elsuelo. Las fotografías de Huertas y Eranzen sin un cristal en sus galerías, y todos los muebles sucios y estropeados por el granizo. En el teatro de Maravillas el pedrisco acribilló la lona del toldo, y en los cuartos de los artistas la altura de la piedra alcanzaba más de medio metrti. El Hospicio, los bazares, y en general todos los establecimientos que tienen claraboj as y marquesinas, han sufrido deterioros de mucha consideración, como asimismo la mayor parte de los faroles de la villa. Nadie recuerda haber visto un espectáculo semejante, y el terror fué tan grande, que en ciertos momentos, más que temporal, aquéllo parecía la fin del mundo. MIRADORES Y ESTUDIO FOTOGaÁFICO una magnífica cristalería, ha quedado reducido á una armadura de hierro, siendo obsequiado además con una exhalación, que afortunadamente no causó daños personales. Pradilla y Pía lograron á tiempo salvar EN LA CASTELLANA. -LA INUNDACIÓN AL ANOCHECER LAS GAFAS DE POLAVIBJA, No ha quedado un cristal sano. BRIGADA OBRERA EN LA PLAZA DE COLÓN todo en este último, que siempre ha tenido fama de frágil, los desperfectos han sido tantos, que los vecinos de la corte lanzarán, al enterarse de la cuenta de composturas, la fatídica pregunta que ya en las presentes horas es seria preocupación de caseros é inquilinos y lata imposibte de los lectores de periódicos: ¿Quién pagará los vidrios rotos? Coincidencia curiosa que ha hecho observar el general Polavieja á sus amigos. El día de la tormenta decían los calendarios de pared; Santos para mañana: San Bernabé, apóstol y abogado contra el granizo. El Abogado Apóstol no ha querido defendernos en esta ocasión. Las calles de Madrid han sido teatro de destrozos sin cuento. L a de la Montera no se ha roto porque la protegía la Red de San Luis.