Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LA iXUEVA SALA DE Vi l ÁZQUEZ EN EL MUSEO DEL PRADO DE MADRID Entre las solemnidades oon ¡que se ha celebrado oficialmente el tercer Centenario del inmortal pintor, figura en primer lugar la solemne inauguración, de la sala de nuestro Museo en donde han sido colocadas todas las obras de Volázquez, que son la más preciada joya de aquél. Los amateurs y artistas tienen desde hoy ocasión de admirar y estudiar en conjunto la obra colosal del pintor sevillano, antes desperdigada por varias salas del Miuseo. ffoog. Franzen Tras larga y penosa dolencia que varias veces le puso en peligro de muerte, falleció en la tarde del pasado domingo el ilustre hombre público don José de Carvajal y Hué, cuyo honrado n o m b r e alabado y respetado sieaapre, sonó m u c h o e s t o s días pasados con motivo del fallecimiento de Castelar, en cuya memorable obra política de 1873 fué principalísimo oolaboradoi desempeñando la cartera de Estado. D. José Carvajal nació en Málaga el 8 de Octubre de 1835. Después de estudiar en Burdeos y de aprender varios idiomas, que llegó á dominar con verdadera p e r f e c c i ó n fundó en Madrid una Academia de la Juventud, que poco después se t r a n s f o r m ó en Círculo Democrático. En 1869 el 8 r. Rivero le ofreció la intendencia de Cuba, que no aceptó. Por la misma época formó parte de la Diputación Provincial de Málaga, y en 1872 fué por -Slí- ri Sf i M H B n f JM 9 H 1 1I K Ú, i 9 B B wá Eis LJMN 1 JMJV w? H 3 s J? JS WMP KT J M fl H jj ísBI w í i i H H H S B HB HSBF H Hj Kí SS I ryfjB B 1 f 1 H SH PvW F Fotog. de Mojo Campa y C, Málaga primera vez al Congreso. Proclamada la República y siendo Presidente del Poder Ejecutivo D. Estanislao Figueras, obtuvo la subsecretaría de Grobernación, siendo ministro del ramo el señor Pí y Margall. En el ministerio presidido por ésto fué el Sr. Carvajal ministro de Hacienda, y más tarde ministro de Estado con el Sr. Castelar, personificando con él la situación política caída el 3 de Enero de 1874. -La oratoria del Sr. Carvajal, realmente tribunicia y elocuente, fué aplaudidísima en el Congreso, en el Ateneo y en las Academias, manifestándose en discursos llenos de profunda doctrina. Para todo buen patriota debe ser tristísimo el espectáculo dé v e r cuan rápida y sucesivamente desaparecen del mundo de los vivos los íhombres ilustres que e p n t a n t o desinterés y fe tan sólida sostuvieron la idea demosrática.