Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
DOCUMENTOS CURIOSOS U DEMOCRACIA. Con todos los referentes á la vida política y literaria de Castelar podrían llenarse muchos, tomos, pero basta para nuestro objeto con los que damos aquí, y que dé hoy más tienen verdadero valor histórico. La Democracia es el periódico fundado por Castelar en 1863 para combatir la monarquía. En él publicó artículos notables de sañuda oposición, entre ellos El rasgo, por el cual separaron á Castelar de su cátedra, ocasionando los tumultos que terminaron con la famosa noche de San Daniel. El d i s c u r s o de Castelar pronunciado en las Constituyentes del 69 en defensa de la libertad L. t A i. A A religiosa, es uno de los más elocuentes EMILIO CJ del gran tribuno; y de él hizo La Igtrnldad una gran tirada con el retrato del ilustre orador. Muchos son ios republicanos y viejos admiradores del tribuno que tienen colgado, en sitio preferente de la casa, un cuadro que contiene la hoja á que nos referimos, de la cual S -ss sii; r; sr; r. r. damos una reproduc FOLUETIB ISÍ- í rSiSS ción fotográfica. En ella se ve el refí llsS trato y autógrafo de Castelar campeando en medio de los pár r a f o s magistrales que terminan con aquella sublime invocación; Grande es el Dios del Sinaí; el NÚMERO DE LA DEMOCRACIA trueno le precede, el DONDE SE PUBLICÓ EL ARTÍCULO DE CASTELAR El Rasgo rayo le acompaña, I- la luz le envuelve, HOJA PUBLICADA COK EL DISCURSO M. 4 s FAMOSO la tierra tiembla, los montes se desgajan; pero hay un Dios más grande, más PRONUNCIADO POR CASTELAR grande todavía, que no es el majestuoso Dios del Sinaí, sino el humilde Dios del EN LAS CORTES CONSTITUYENTES DE 1 8 6 9 Calvario, clavado en una cruz, herido, yerto, coronado de espinas, con la hiél en los labios, y sin embargo diciendo: Padre mío, perdónalos, perdona á mis verdugos, perdona á mis perseguidores, porque no saben lo que se hacen! etc. Como autógrafo de Castelar, nos parece de gran interés la primera cuartilla que reproducimos de la Historia de Bm- opa en el siglo XIX que tiene en publicación, la casa editorial de González Rojas, y no menos interesantes son las correcciones hechas por el autor en las segimdas prtieias remitidas por la imprenta, lo cual indica que el infatigable escritor castigaba rudamente su estilo antes de encontrarle digno de las prensas. J JÜ jt j: iÜSíS i p i pp üíí L pUÍ a. lA t S 1. TSUPtEi ETC. O BC 9 cojc- Ici por íes cibtíioe j dcgcüarb. Daujín se cianlovo taipirido, j i CÍ EMO! DKL 1: I f 5i2, -Í Íonjarc- v P oaíL q ila- ol- o mlj xrailo do: piicto hiolw- en ru ciso isiício i; h? cia íl. Grtlaria: tciiipV q- jictaran; lár no di: Uat jíic nca p- jl adi w a a piaolincj y 30 íT. o aroa tí crimea prencd nda, qiie ta robir al (sslil o 6 ir, r- cliv i IceíJíVO W cOfi íoclil. tíí ¡a imposibilidad dr! ottcLido n dcJiatiroEn; (JiiE! 2 r i3i yafiiw cn t c i i cta. tía Impropcrioi. VTminoíi do u. ia obacenüad cT, K- oa- l Lí rr- M IniíMila? -J ciclo y i Li Uí b s l- íJ ¿iiicSMjifc; ringles de calu CíJilcntr aii ti trancír, ccr O loj raii iiE con todct loe JiíJiiraciios uc p- jod- j tulB i, iirja i la rsSrió. ta que Ida 0 q- jiíieria tiorder t ixa dcnvcsUcí... i rSíi 6 e: k; j; mcjii Isndo la ircpcalbiüfiod de cacbr I a t o y io c ¿aJ- Is airnc oítstBsd lo hlerrot ¿c a- j jiula. Eay; wi oEÍírtíli catcniw 00 i; icdarto i 6! Wro ronadln qiia diriglílo! J riloc olro dU ci- so. Kic ¿cimc i; ar toj vrd- ríc? ¿Cómo propoücrsa ir Ü cotai 6 n do pcrronio c t tío tioncí coriiír. S ne jTtiwKiHa croch, j j i in Ion oi iJ pudieodo iniptiríí Daj; on por S. -aao, por oí FCBID. A toda mucheiiuMfcJT) gusta mocho cuidar li clocuar. cia. Y r. o pi cííalars a- íuel a muchfdiiiotrudo Bcató ¡nnto propc. iiEiC 3. h cDiEdo! f vi (D ísütad ía hablar, calUroa- Y Dni Tn il: b E! eorejo do TJf Ün gcQ tB- ios puí 3, n propósito Ercie Le MiücL- Ios, sobrólas caerao do li liuis; üicílor hírooí, Í a) ter qu: Ja i n d j d -bontoJ, TojWolos en ua gesto, voi, traví, olosios los itroiai y nmanBjlan, c proiaratloporsií JO- TitsUcactón, mpcíS i Utl i n l o Y iji Tiícdnla fjnicunea jl do tu nrongc, IICSMÍSÓ catonice L bre la tigulcato 1: 03 c: qi O os rwtoJ llcados co procisvia por tu. cíiuios, üo les porfoaecim on ÍAJI propiedad DIC 1I: 3 ÍV: I; porlcr. tcijji ú t o i t Frp í a. Y rao t tc. da. Fr jida, o ir. n- 03. y f í C U P tibttn cr c! caso do mOBtríradi A ccaciio; J para inostrlirBO oa i la naciím, Asblrr. rr trÍL- tdoa 3 Pirií; n: aslíio en iquollos barrio del iio n barrite do trabíjidoro j? Cl) roo cn tairiM ric p, en el i jiacfo rtcsl, c: i b p l m VcníViíiB j eri los slre i. t ¡Iii, T- JleriiE; por j a iniporlabi noliCtar todcB r. EO dcnde b s arii tcritas j ipctraban tas criaaacs, aüi rciritiaü d jmto y cca aria cabildo. lo pasaha ca loe aircdcdorcs dij U torro per (tquíUt sioicetíE z t dal ivts y iM i r. t V J te M fí J íí i i l, j üo. -nbre, la ÍXTilUa ras! prfííoacKi diatro, acababa de ccacr b ecwUctoy baii. iuaJ rcjuJiridaí ettafc efiía cnr- a d; cipIJiidro eoitombru. Cpniiatt los Hoy y priaí ipís ío; no ¿iMdo 5- n: rtuí mcyordcmo prtdTiCetO do Luis X W y bebiendo Cío. taaWmoiüc. En pjosto al tcr do dv! pobro Ct- fia, comido ibajci eon tí tooiuaoro taalrimoiüc Tlson. Er osla ccn- ida, cuil cn todos los wtoi d i ea oilstenda, la mujer Taoa mostrabi Bu oA- atír bucnfi duIi Dd to tía ¡pa biüiicraeadiUIa W tumulba, do q icIto! i tcomprXada aL. i taia- i w Cjario tos icwiss íikalainlM CKÍIIICSM tJ (íelo y a iwftíVae vocdüiáM s iíro h 7- -0, PRIMERA CUARTILLA DE LA ÚLTIMA OBRA LITERARIA DE CASTEL R PHOEBAS DE LA HISTORIA DE EUROPA EN EL SIGLO XIX CORREGIDAS P O R EL AOTOR